La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el lunes que la viruela del mono se denominará a partir de ahora “mpox”, a raíz de los informes sobre el lenguaje racista y estigmatizante que rodea al nombre de la enfermedad.

La decisión se produce tras una serie de consultas con expertos de todo el mundo. La agencia de la ONU ha indicado que ambos términos se utilizarán simultáneamente durante un año antes de que se elimine el nombre de viruela del mono.

“Esto sirve para mitigar las preocupaciones planteadas por los expertos sobre la confusión causada por un cambio de nombre en medio de un brote mundial”, dijo la OMS en un comunicado.

Preocupación y cambio

La viruela del mono es una enfermedad vírica rara que se da principalmente en las zonas de selva tropical de África Central y Occidental, pero este año han surgido brotes en otras partes del mundo. 

A mediados de noviembre se extendía por 110 países, en los que había más de 79.400 casos confirmados en laboratorios. Además, se han registrado 50 muertes.

Cuando el brote actual se extendió por diversas zonas del mundo, la Organización Mundial de la Salud recibió denuncias sobre el lenguaje racista y estigmatizante que se produjo principalmente a través de internet, entre otros entornos, y en algunas comunidades.

“En varias reuniones, públicas y privadas, varias personas y países plantearon su preocupación y pidieron a la Organización que propusiera un camino para cambiar el nombre”, dijo la agencia.

La denominación de las nuevas enfermedades

El nombre de viruela del mono se dio en 1970, unos 12 años después de que se descubriera el virus que causa la enfermedad en monos cautivos.

Esto fue antes de que la agencia de la ONU publicara por primera vez las mejores prácticas para nombrar enfermedades en 2015. Estas directrices recomiendan que los nuevos nombres de enfermedades deben tratar de minimizar los impactos negativos innecesarios en el comercio, los viajes, el turismo o el bienestar de los animales.

También deben evitar ofender a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico.

Proceso de consulta

La OMS asigna nombres a las enfermedades nuevas y, muy excepcionalmente, a las existentes, mediante un proceso consultivo.

Se invitó a expertos médicos y científicos, a representantes de las autoridades gubernamentales de 45 países y al público en general a presentar sus sugerencias.

A partir de las consultas, y de las discusiones posteriores con el director general de Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la agencia ha recomendado la adopción del sinónimo mpox.

Para el cambio de nombre, se han tenido en cuenta la justificación, la idoneidad científica, el alcance del uso actual, la pronunciación, la facilidad de uso en diferentes idiomas, la ausencia de referencias geográficas o zoológicas y la facilidad de recuperación de la información científica histórica.

La OMS adoptará el término mpox en sus comunicaciones, y anima a otros a seguir su ejemplo.