El despliegue de las vacunas en Europa es “inaceptablemente” lento, aseguró este jueves el director de la Organización Mundial de la Salud para esa región.

“A medida que las variantes que más preocupan continúan extendiéndose y la presión sobre los hospitales aumenta, las fiestas religiosas están conduciendo a una mayor movilidad. Acelerar la implementación de la vacunación es fundamental, ya que los casos nuevos en Europa están aumentando en todos los grupos de edad, excepto en uno”, expresó Hans Kluge durante una conferencia de prensa.

Los casos y las muertes están disminuyendo en personas de 80 años o más desde principio de 2021, lo que, según el experto, refleja los primeros signos del impacto de la vacunación.

Sin embargo, la región sigue siendo la segunda más afectada por el SARS-CoV-2 del mundo, con el número total de muertes acercándose rápidamente a un millón y el número total de casos a punto de superar los 45 millones. La semana pasada, se registró un aumento significativo de la transmisión de COVID-19.

“Hace solo cinco semanas, el número semanal de casos nuevos en Europa se había reducido a menos de  unmillón, pero ahora la situación de la región es más preocupante de lo que hemos visto en varios meses. Existen riesgos asociados con el aumento de la movilidad y las reuniones durante las fiestas religiosas. Muchos países están introduciendo nuevas medidas que son necesarias y todos deberían seguir tanto como puedan”, explicó el doctor Dorit Nitzan, director regional de Emergencias.

 Una variante peligrosa

En Europa, 50 países o territorios han notificado la variante B.1.1.7 que ha sido calificada como “preocupante” e inicialmente detectada por el Reino Unido. Se trata ahora de la variante predominante en la región.

“Como esta variante es más transmisible y puede incrementar el riesgo de hospitalización, tiene un mayor impacto en la salud pública y se requieren acciones adicionales para controlarla”, explicó Kluge, recordando que actualmente las vacunas son la mejor herramienta para salir de la pandemia.

Nuevos datos de Public Health England sugieren que las vacunas COVID-19 han salvado, al menos, más de 6000 vidas entre personas mayores de 70 años desde que comenzó la vacunación en diciembre de 2020. De manera similar, los datos de Israel muestran que la vacuna Pfizer-BioNTech ronda el 90%. eficaz para prevenir infecciones, enfermedades graves y hospitalizaciones después de la segunda dosis.

“Las vacunas presentan nuestra mejor forma de salir de esta pandemia. No solo funcionan, también son muy eficaces para prevenir infecciones. Sin embargo, el despliegue de estas vacunas es inaceptablemente lento. Y mientras la cobertura siga siendo baja, debemos aplicar las mismas medidas sociales y de salud pública que hemos aplicado en el pasado para compensar los retrasos en los horarios. Permítanme ser claro: debemos acelerar el proceso aumentando la fabricación, reduciendo las barreras para la administración de vacunas y utilizando todos los viales que tenemos disponibles ahora”, agregó Kluge.

 Falsa sensación de seguridad

Hasta la fecha, solo el 10% de la población total de la región europea ha recibido una dosis de vacuna y el 4% ha completado una serie completa de vacunas.

“El riesgo de que la vacunación en curso proporcione una falsa sensación de seguridad a las autoridades y al público por igual es considerable, y eso conlleva un peligro”, explicó el director.

Todos los países de ingresos altos de la región se están vacunando contra la COVID-19, mientras que solo el 80% de los países de ingresos medianos altos y el 60% de los países de ingresos medios y bajos. Hasta la fecha, 10 economías de ingresos medios de la Región han recibido dosis a través de la Instalación COVAX*.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here