Kits de ropa para niños y niñas, frazadas, colchonetas y vajillas, entre otros elementos donados por la Unidad para las Víctimas, comenzaron a ser repartidos en los albergues habilitados en el municipio de Arauquita.

La directora territorial de en Norte de Santander y Arauca, Johanna Gélvez, lideró las jornadas de asistencia humanitaria. “Estamos cumpliendo con los lineamientos entregados por nuestro director general durante el Puesto de Mando Unificado que encabezaron los ministros del Interior y Defensa el fin de semana anterior aquí en Arauquita. Una labor articulada con el ente territorial que definió el proceso de entrega con las familias caracterizadas”.

La entidad está a la espera del censo digital que envíen las autoridades locales para iniciar el cruce de información con el Registro Único de Víctimas (RUV). Esto con el fin de establecer la ruta de atención con la población identificada y caracterizada como afectada por el conflicto armado en territorio colombiano y que, además, se encuentre en condición de retorno por los hechos registrados en Venezuela.

La Unidad para las Víctimas hace parte del esfuerzo conjunto de varias entidades del Gobierno, instituciones departamentales, municipales y organismos internacionales que buscan brindar asistencia humanitaria a estos miles de personas, donde se encuentra una cantidad considerable de población infantil, que requieren de todo el apoyo posible por las difíciles condiciones en que se encuentran.

La directora territorial Gélvez agradeció la colaboración del Ejército, la Policía y el cuerpo de bomberos de Arauquita en el proceso de la entrega de las ayudas humanitarias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here