Una perturbación en el Mar Caribe tiene dentro de poco grandes posibilidades de convertirse en una depresión tropical o en la tormenta tropical Iota, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El sistema, que los expertos han descrito como un amplia área de baja presión, el viernes estaba provocando lluvias y tormentas en la zona central del Mar Caribe, de acuerdo con el NHC.

 “Las condiciones ambientales son propicias para un desarrollo mayor, y es probable que una depresión tropical o una tormenta tropical se forme el viernes por la tarde o en horas de la noche, mientras el sistema se mueve lentamente hacia el oeste”, escribieron los meteorólogos.

El centro de huracanes dijo que el sistema tiene un 90 por ciento de posibilidades de formarse en los dos o cinco próximos días, y la población de Honduras y Nicaragua debería continuar vigilando de cerca al sistema.

De convertirse en la tormenta tropical Iota, sería la 30 tormenta con nombre de la temporada de huracanes, y continuaría la racha del 2020 como el año con más tormentas en la historia moderna.

 El récord anterior se implantó en el 2005, con 28 tormentas con nombre. La temporada de este año rompió el récord el lunes por la noche, cuando la tormenta tropical Theta se formó en el Océano Atlántico.

La Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) predijo a inicios de este año que sería una temporada más activa que el promedio, y a mitad de la temporada aumentó los estimados, y dijo que habría el número más grande de tormentas jamás pronosticado: 25.

Sin embargo, a mediados de octubre, el 2020 sobrepasó esa cifra.

Este año es también la segunda vez que el alfabeto griego ha tenido que usarse para nombrar a las tormentas después que la lista regular se agotó.

 En caso que se pregunte qué ha sido de Eta, que azotó a Nicaragua como huracán de Categoría 4, y luego a Cuba y a la Florida como tormenta tropical, el viernes por la mañana se convirtió en una tormenta extratropical a unas 85 millas al sureste de Wilmington, Carolina del Norte.

El Centro Nacional de Huracanes emitió su última advertencia sobre Eta a las 4 a.m. del viernes, y dijo que se desplazaría a aguas abiertas del Atlántico, donde la absorbería un gran ciclón no tropical el sábado por el día o en horas de la noche.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here