El presidente de Uruguay destacó este miércoles ante la Asamblea General de la ONU la gran labor de los trabajadores de salud, los científicos y los docentes, que reaccionaron con rapidez y eficiencia para continuar con sus funciones en medio de una emergencia como la planteada por el COVID-19, para la que “no había un plan”.

La humanidad demostró la capacidad de adaptación ante una crisis de esa dimensión, lo que hizo evidente la mejor versión de las sociedades, señaló Luis Lacalle en el segundo día del debate de alto nivel del 76º periodo de sesiones del órgano deliberativo.

Pero la pandemia también “desnudó las inequidades, las diferencias -la mayoría de ellas estructurales- de cada país”, contrastó.

El mandatario agregó que, además, la pandemia sacó a la luz “la vocación sobre la libertad de los distintos gobiernos y sociedades”.

Las vacunas son vitales para gozar de libertad

Lacalle defendió la libertad de los individuos y afirmó que el COVID-19 ha mostrado que el acceso desigual a las herramientas hace que la libertad se goce de distinta manera.

Afirmó que las vacunas son vitales para el disfrute de la libertad y aludió al suministro deficitario de las vacunas.

“Deficitario y no equitativo. Los países tuvimos que salir a comprar, cada uno por su lado”, recordó.

Lacalle habló también de la protección que los gobiernos ofrecieron a su gente frente a la pandemia, subrayando que es uno de los papeles que debe cumplir.

“Pero hay que estar alertas de que esa protección no se convierta en proteccionismo. Necesitamos de la libertad de comerciar, de competir por excelencia, necesitamos acceder a mercados”, recalcó el presidente uruguayo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here