La vicesecretaria general de las Naciones Unidas, Amina Mohammed, afirmó en una visita a Costa Rica que las Naciones Unidas pertenecen a las personas jóvenes e instó a los Estados y a las sociedades a escucharles más y a garantizar su participación en las decisiones para la protección del planeta y la acción climática.

Mohammed dialogó con jóvenes activistas del medio ambiente y la acción climática de toda Costa Rica, como parte de su misión al país, que se llevó a cabo el 19 y 20 de diciembre.

Los jóvenes expresaron a Mohammed su preocupación por los impactos del cambio climático en las poblaciones más excluidas y aseguraron que es la juventud la que está levantando la voz y movilizándose más para exigir a los países el cumplimiento de los acuerdos internacionales.

“Debemos ser más ambiciosos, avanzar más rápido por el ambiente y el clima, pero necesitamos también que el mundo reconozca, valore y dé el espacio que merecen las personas jóvenes en las negociaciones climáticas”, destacó Sara Cognuck, joven lideresa ambiental costarricense.

La vicesecretaria instó a los jóvenes a fortalecer su organización, identificar las oportunidades de financiamiento para sus causas y afirmar una partipación política activa, para que sus voces y acciones lleguen a todos los rincones del mundo.

La Vicesecretaria de ONU, Amina Mohammed, visitó el manglar de Cuajiniquil en Guanacaste para conversar con las mujeres líderes que trabajan en su protección.

Liderazgo en la acción climática y la recuperación

Durante su estancia en Costa Rica, Mohammed se reunió con el presidente, Carlos Alvarado y la vicepresidenta, Epsy Campbell, para identificar e impulsar  acciones conjuntas de cooperación para la protección del ambiente así como la mitigación y adaptación al cambio climático, además del financiamiento para el desarrollo que requieren los países no industrializados.

También se habló de la oportunidad de fortalecer acciones para atender a las poblaciones más vulnerables, como afrodescendientes, mujeres, pueblos indígenas, migrantes, solicitantes de refugio, niñez y adolescencia, entre otros.

La visita puso de relieve el compromiso del país con la acción climática, la protección del medio ambiente, los derechos humanos, la protección social y el desarrollo sostenible.

Asimismo, enfatizó el liderazgo costarricense en la movilización de financiación para el desarrollo para países de renta media y para conseguir el alivio de la deuda, especialmente en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Durante su misión, Mohammed instó a todas las partes a actuar con urgencia y ambición: “Necesitamos ir a escala con soluciones y superar los obstáculos que tenemos por delante. La ONU se compromete a acompañar a Costa Rica en este viaje para cumplir la promesa de los ODS.”

Durante la misión se discutió la iniciativa del Fondo para Aliviar la Economía de COVID-19 (FACE) de Costa Rica y otros esfuerzos similares para ampliar el espacio fiscal en Costa Rica y los países de ingresos medios para una recuperación verde, inclusiva y resiliente; herramientas de financiación innovadoras, incluyendo canjes de deuda por naturaleza y bonos azules y verdes; alinear las inversiones en sectores estratégicos para reforzar la resiliencia futura, incluyendo la protección social y los empleos decentes en las economías verdes, de cuidado y digitales.

La vicesecreatria de ONU mantuvo además diversas reuniones ministeriales y conversó con líderes de áreas sociales, hacienda pública, el Banco Central y el sector privado para apoyar al país en sus esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Costa Rica ha emprendido acciones para hacer frente al cambio climático y para fortalecer la producción de energía limpia con casi toda su electricidad proveniente de fuentes renovables. También ha conseguido proteger su derecho a la biodiversidad y revertir la deforestación, hasta el punto de que hoy el 59% de su territorio está cubierto por bosques. Costa Rica es un ejemplo para mostrar a la región y al mundo que bajo ninguna circunstancia podemos abandonar nuestros objetivos y acuerdos en materia de clima y desarrollo sostenible”, dijo. 

María Chavarría, una apasionada bióloga del Parque Nacional Santa Rosa de Guanacaste, explicó a la Vicesecretaria de ONU, cómo el trabajo de las comunidades es clave para la protección ambiental y la recuperación del bosque en el parque.

Recorrido por las comunidades costarricenses

Como parte de su misión, la Vicesecretaria de ONU visitó la planta geotérmica Las Pailas en Liberia Guanacaste, donde observó los avances de Costa Rica para asegurar una matriz eléctrica renovable y que cubre actualmente a más del 99% de su población.

Visitó a mujeres lideresas comunales de Cuajiniquil, Guanacaste, que están recuperando el manglar como un mecanismo para la protección ambiental, pero también para garantizar la sostenibilidad de los medios de vida para sus comunidades.

Conoció la comunidad 25 de Julio en Hatillo de San José para dialogar con migrantes, solicitantes de refugio y apoyar los esfuerzos de Costa Rica e identificar y atender los desafíos para asegurar los derechos y la inclusión de estas importantes poblaciones.

También visitó el Parque de la Libertad en la comunidad de Desamparados, espacio enfocado en la inclusión local y la protección del ambiente, aquí sostuvo el diálogo con jóvenes ambientalistas y plantó un árbol para inaugurar el Jardín ONU y reafirmar así su compromiso con personas jóvenes y comunidades vulnerables de Costa Rica y el mundo.

La vicesecretaria finalmente destacó el compromiso de ONU para organizar conjuntamente con Costa Rica el Foro de Desarrollo sostenible, en marzo próximo, que reunirá a líderes de la región junto a sector privado y sociedad civil para identificar respuestas pragmáticas e innovadoras para acelerar la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here