El Secretario General de las Naciones Unidas elogia el anuncio realizado este lunes por el presidente de Colombia sobre la protección temporal que proporcionará el Gobierno a los 1,7 millones de venezolanos que se encuentran en el país.

Para António Guterres, este importante acto de solidaridad permitirá que aproximadamente un tercio de los cinco millones de refugiados y migrantes venezolanos en la región puedan acceder formalmente a servicios y contribuir a la economía colombiana.

El Secretario General señala que este anuncio se produce en un momento en el que el país se enfrenta a los implacables impactos sanitarios y económicos de la pandemia del COVID-19. La inclusión de los refugiados y migrantes venezolanos contribuirá al proceso de recuperación de la pandemia y permitirá a los venezolanos en Colombia acceder al sistema nacional de salud y los planes de vacunación contra el coronavirus.

El Secretario General reitera el compromiso de las Naciones Unidas de acompañar y apoyar al Gobierno y al pueblo de Colombia en sus esfuerzos por responder a las necesidades de los colombianos y venezolanos vulnerables.

Un gesto humanitario emblemático

Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), aplaudieron también la iniciativa  del ejecutivo colombiano.

El Alto Comisionado de la Agencia, Filipo Grandi, dijo que el anuncio de Colombia “es un gesto humanitario emblemático para la región, incluso para el mundo entero”.

“Esta iniciativa es una muestra extraordinaria de humanidad, compromiso con los derechos humanos y pragmatismo”, añadió.

Colombia acoge a más del 37% de los 4,6 millones de venezolanos que viven en América Latina y el Caribe después de haberse visto forzadas a dejar su país.

“La medida de protección temporal aborda uno de los mayores desafíos que enfrenta el Estado colombiano y la población venezolana: la falta de una estadía regular que afecta a cerca de un millón de personas que viven actualmente en el país”, indicó Grandi.

El Alto Comisionado agregó que “el estatuto de protección temporal supondrá una diferencia fundamental en las vidas” de los venezolanos, la mayoría de los cuales están empleados en el sector informal, y de las venezolanas, muchas de las cuales están sometidas a abusos y discriminación.

La regularización también servirá para lograr soluciones a largo plazo, como el acceso al mercado laboral, que, a su vez, permitirá disminuir la dependencia de las personas de la asistencia humanitaria y contribuir a la recuperación socioeconómica del país tras la COVID-19.

El director general de la Organización Internacional para las Migraciones, António Vitorino indicó que “la regularización de las personas refugiadas y migrantes venezolanas en Colombia mediante la muy generosa adopción del estatuto de protección temporal es fundamental para facilitar su integración socioeconómica y el acceso al sistema nacional de salud y las campañas de vacunación contra la COVID-19”.

Añadió que “el Gobierno de Colombia demuestra una vez más su gran solidaridad y liderazgo. Su decisión es un ejemplo para el mundo”.

Tanto ACNUR como la OIM destacaron que la puesta en marcha de esta importante iniciativa requerirá de una “importante inversión en tiempo, logística y recursos”, por lo que como líderes de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para los Refugiados y Migrantes de Venezuela, en coordinación con otros 159 socios, “están dispuestos a contribuir con su competencia técnica, presencia en el terreno, capacidad logística y recursos para apoyar la implementación de esta importante iniciativa”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here