La Oficina de Derechos Humanos también ha lamentado la falta de transparencia y rendición de cuentas durante el juicio en Arabia Saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Una corte saudita condenó este lunes a ocho personas a entre siete y veinte años de cárcel, según la prensa estatal del país. Los veredictos ocurren después de que la familia de Khashoggi perdonó a cinco de los sospechosos en mayo, con lo que les evitó la pena de muerte.

Agnes Callamard, relatora especial de la ONU para ejecuciones extrajudiciales y quien dirigió una investigación independiente sobre el asesinato, calificó los veredictos en su cuenta de Twitter como una “parodia de la justicia” porque considera que quienes ordenaron el asesinato ni siquiera han sido enjuiciados. El portavoz de la Oficina de Derechos Humanos remitió a la investigación de Callamard sobre el crimen y recordó que la ONU se opone a la pena de muerte, pero criticó el proceso. “Este es un caso en el que no ha habido la transparencia adecuada en el proceso judicial, los responsables deberían ser procesados y recibir sentencias acordes al crimen, que en un crimen tan horrendo serian sentencias muy largas. Hay todo un problema con la transparencia y la rendición de cuentas en este caso que Callamard ha examinado con detalle”

Khashoggi, columnista de The Washington Post, fue asesinado y supuestamente desmembrado después de ingresar al consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre de 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here