En un mundo que se enfrenta a profundos desafíos como la pandemia del COVID-19 o el aumento de los conflictos, los jóvenes de todo el mundo continúan alzando sus voces, ya sea en las calles o en internet, para defender constantemente causas como la acción climática, la igualdad de género o la justicia racial y social, aplaudió este jueves el Secretario General de la ONU.

Durante la sesión de apertura de la Conferencia de Alto Nivel sobre Procesos de Paz Inclusivos para los Jóvenes, António Guterres no sólo destacó que están gravemente afectados por estas crisis, sino que están en primera línea para actuar y encontrar soluciones.

Por ello, afirmó que deben formar parte central de los esfuerzos para abordar estos desafíos y construir sociedades más pacíficas, justas y sostenibles.

“Este es el espíritu de mi informe sobre Nuestra Agenda Común: trabajar con los jóvenes, reconociendo su papel fundamental como artífices de su propio futuro, así como del nuestro”.   

Una situación que implica que los jóvenes ocupen un lugar en los debates, a la vez que crean “soluciones inclusivas que combinen la paz y la seguridad, el desarrollo sostenible y los derechos humanos”. 

La participación de la juventud no es bienvenida en las esferas del poder

Sin embargo, y pese a representar una fuente de “innovación, ideas y soluciones”, Guterres remarcó que las oportunidades de participación efectiva de la juventud siguen siendo insuficientes.

“Numerosos jóvenes que promueven la paz -especialmente mujeres jóvenes- afirman que su participación no es bien recibida por el público ni por quienes ocupan puestos de poder. La comunidad internacional debe intensificar su apoyo a los jóvenes en estos esfuerzos”, destacó.

Una voz que sí se oye en el marco de las Naciones Unidas mediante la Comisión de Consolidación de la Paz (un órgano asesor intergubernamental que ofrece apoyo a los esfuerzos para lograr la paz en países afectados por conflictos) que les proporciona una plataforma para presentar su trabajo y sus recomendaciones.

A estos esfuerzos hay que añadirles los del Fondo para la Consolidación de la Paz que el año pasado proporcionó unos 26 millones de dólares en proyectos ejecutados junto con socios de la sociedad civil. 

“Pero tenemos que ampliar esa inversión, con recursos adicionales y más accesibles para apoyar los esfuerzos dirigidos por los jóvenes”, apuntó.

Las redes sociales son una parte muy importante de la vida de los jóvenes. Por eso, deben estar protegidas en estos canales contra la violencia de género.

Nueva iniciativa para la inclusión de los jóvenes en la política

Otra de las preocupaciones que quiso destacar el Secretario General fueron las informaciones sobre las amenazas que reciben los jóvenes que se dedican a promover la paz y defender los derechos humanos. 

Guterres señaló la necesidad de “reforzar la protección de los derechos humanos, salvaguardar el espacio cívico y garantizar un entorno” que les permita participar “de forma significativa y segura en los esfuerzos de paz y seguridad”. 

Para lograrlo, explico que la ONU creará un Índice de la Juventud en la Política, cuyo objetivo será hacer “un seguimiento de la apertura del espacio político en países de todo el mundo que las generaciones más jóvenes están demandando tan claramente”.

Por último, resaltó la necesidad de ofrecer salidas y oportunidades para los jóvenes, especialmente a las mujeres jóvenes incluyendo la educación. 

“Los jóvenes no sólo son ciudadanos con igualdad de derechos, sino también poderosos agentes de cambio cuyas voces deben ser plenamente escuchadas”, concluyó. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here