Por: Dr. Amín Cruz, diplomático, escritor, periodista, poeta, historiador y presidente del Congreso Mundial de Universidades y Congreso Mundial de Prensa.

El presidente Joe Biden, tan pronto se acomodó en la silla presidencial, firmó una orden ejecutiva para que los Estados Unidos nuevamente ingrese al Acuerdo de París, firmado por 194 naciones en el año 2015 y a la Organización Mundial de la Salud, de las Naciones Unidas, ONU.

El Secretario General de la ONU dio una calurosa bienvenida al anuncio de la orden ejecutiva firmada por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con el objetivo de reincorporar el país al Acuerdo de París y unirse a la coalición creciente de Gobiernos, ciudades, Estados, empresas y personas que están tomando acciones ambiciosas para enfrentarse a la crisis climática, dijo António Guterres.

Indicó Guterres, que queda un largo camino por recorrer debido a que la crisis climáticacontinúa empeorando y se acaba el tiempo para limitar el aumento de temperatura a 1,5 grados centígrados y construir más sociedades resilientes al clima que ayuden a proteger a los más vulnerables.

“Esperamos el liderazgo de Estados Unidos en la aceleración de los esfuerzos globales hacia las cero emisiones netas, incluyendo la presentación de una nueva Contribución Determinada a Nivel Nacional con objetivos ambiciosos para 2030 y dotados de la financiación necesaria antes de la COP26 en Glasgow a finales de este año”, expresó Guterres.

Guterres dijo estar comprometido a trabajar en estrecha colaboración con el presidente Biden y otros líderes del mundo para superar la emergencia climática y que el mundo se recupere de la crisis del COVID-19 de una forma más sostenible.

Regreso a la Organización Mundial de la Salud

El Secretario General también acogió con agrado la orden ejecutiva de Biden que evita la salida de los Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, un proceso también iniciado por su antecesor.

“Apoyar a la OMS es absolutamente fundamental para los esfuerzos del mundo por una respuesta mejor coordinada contra COVID-19. Ahora es el momento de la unidad y de que la comunidad internacional trabaje unida en solidaridad para detener este virus y sus devastadoras consecuencias”, expresó el Secretario General Guterres.

Agregó que, dado que las vacunas son una herramienta fundamental en la batalla contra COVID-19, la unión de Estados Unidos y el apoyo a la instalación de COVAX dará impulso a los esfuerzos para garantizar el acceso equitativo a las vacunas para todos los países del mundo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here