Kimberly Guilfoyle, novia del hijo mayor del presidente estadounidense, Donald Trump, y una de las principales integrantes del comité de recaudación de fondos para la campaña de reelección del líder republicano, dio positivo en COVID-19, informaron el viernes medios locales.

Guilfoyle, quien es asintomática, fue diagnosticada en Dakota del Sur antes de asistir al acto encabezado por el gobernante en el Monte Rushmore, según las versiones periodísticas

El jefe de personal del Comité de Finanzas de la campaña de Trump, Sergio Gor, indicó en un comunicado citado por la prensa local que Guilfoyle “fue aislada de inmediato para limitar cualquier exposición”.

Ella asistió, el pasado 19 de junio, al mitín de Trump en Tulsa (Oklahoma) y al discurso que pronunció días después en Phoenix (Arizona) ante la organización conservadora Turning Point USA

El pasado 8 de mayo, Katie Miller, la portavoz del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dio positivo por COVID-19, un día después de conocerse que un asistente personal del mandatario resultó también contagiado del coronavirus.

Poco después de que la Casa Blanca confirmara que “un miembro del equipo del vicepresidente” había dado positivo en el test de la enfermedad, Trump reveló su identidad.

“Ella es una joven maravillosa, Katie, la portavoz… Dio positivo de repente”, dijo Trump durante un encuentro con congresistas republicanos en la Casa Blanca.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here