La mujer alegre o prostituta

0
231

Por: Rafael Paulino

En muchos países estas mujeres tienen muchos seudónimos: en el nuestro le dicen cuero, en Europa le dicen putas, en centro América y Sudamérica le dicen mujerzuela o ramera y  en Cuba le dicen ginetera.

En lo que respecta a nuestro país el término cuero a la mujer que vende su cuerpo, se remonta a la época de la conquista española. Para 1606, gobernación de Antonio Osorio se generó en el Caribe el corso,  el contrabando y la piratería.

Desde las islas menores venían los bucaneros y los filibusteros que eran piratas franceses y holandeses con ansia de obtener materias primas. Nos traían bellas mujeres y a cambio de esto le entregamos la piel de las reses o la vaca (el cuero), el cual eran cimarrona o muy abundante en la isla.

Fruto de todos estos conflictos con los piratas el gobernador de la isla Osorio tuvo que devastar las villas de bayajá y yaguana y monte cristy y puerto plata y trasladar estas villas al este de la isla hoy conocida como monte plata y vayaguana unificando estas poblaciones anteriores .

Las llamadas cueros o prostitutas nuestras son en su gran mayoría mujeres de condiciones sociales muy precaria de nuestros campos y nuestros barrios cargadas de hijos de padres irresponsables.

Estas mujeres nunca o muy pocas veces recurren A los tribunales ordinarios a poner pensiones en virtud de la ley 136_ 03 del código del menor y es raro que sean víctimas de feminicidio o violencia de género, se registran muy pocas querellas de estas en los tribunales.

Son buenas mujeres venden su cuerpo y le dan cariño a los  hombres por dinero para sostener sus hijos y sus familias.

Hoy día hay una nueva modalidad de prostitución en la República Dominicana que proviene de la clase media y clases alta llamada (chapiadora)la cuáles por satisfacer necesidades subjetivas de celulares, ropas ,buenos restaurantes, vicios etc. cuando traicionan al que chapean son víctima de acciones de violencia que finalmente terminan en feminicidios.

Resulta extraño pero las estadísticas registran muy poco feminicidios de parejas cuando han dejado de quererse las causas de estos crímenes, es la infidelidad y esto genera violencia y muerte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here