Después de que la Premier League inglesa y la Liga española abrieran la competición en los últimos días, la Serie A de Italia regreó este fin de semana y lo hizo con una contundente goleada de Juventus, el último campeón, que se impuso 3-0 ante la Sampdoria. Este cotejo marcó el debut oficial de Andrea Pirlo en el banquillo turinés.

En un encuentro que marcó la vuelta del público en los estadios italianos, ya que alrededor de 1000 hinchas pudieron presenciar el encuentro desde las gradas del Juventus Stadium, el conjunto local no tardó en imponer su juego en el campo y marcar la diferencia en los primeros minutos.

Luego de lo que fue un primer aviso por parte del brasileño Danilo, que remató desde media distancia y la pelota se fue por encima del travesaño, a los 13 minutos, el joven Kulusevski tomó una pelota en la puerta del área y con el interior de su botín izquierdo la colocó contra el palo derecho del arquero Audero para estampar el 1-0. El delantero de 20 años fue uno de los refuerzos de la Vecchia Signora para esta temporada, proveniente del Parma.

 Ya en el complemento, por el lado de la Sampdoria dispusieron el ingreso de Fabio Quagliarella para agregarle mayor verticalidad y peso a su ofensiva. El experimentado delantero italiano se mostró activo y le permitió a su equipo una mayor presencia de tres cuartos de cancha hacia adelante, pero le costó vulnerar la férrea defensa de la Juventus.

Sin la misma intensidad que mostró en los primeros 45 minutos, la Vecchia Signora siguió gerenado espacios en territorio contrario y pudo haber aumentado el marcador. Fueron constantes los desbordes por los costados y los centros al área para buscar a CR7, de gran poderío en las alturas pero sin mucha efectividad en este jornada.

A los 23 minutos, un corner desde la derecha que cayó sobre el área chica fue capturado por Bonucci, que no pudo dirigir su cabezazo hacia la portería pero dejó el balón vivo para que su compañero Cuadrado remate de derecha y tras un rebote del arquero el zaguero tomó revancha y la mandó al fondo de a red para establecer el 2-0.

Si bien aún restaban varios minutos por delante, la sensación, por cómo se venía desarrollando el juego y por la contundencia que presentó la Juve, todo indicaba que el resultado estaba liquidado. Apenas una chance de Quagliarella pudo derivar en el descuento de la visita, pero el remate del atacante de 37 años se fue rozando el palo izquierdo de Szecseny.

Cerca del final del cotejo, apareció Cristiano para aportar su cuota goleadora al tanteador y así convertir el triunfo de su equipo en goleada. El luso recibió un pase filtrado dentro del área y con la potencia de su pie derecho la cruzó para anotar el 3-0.

De esta manera, el conjunto de Andrea Pirlo debutó con el pie derecho y consiguió una importante victoria en su casa para iniciar de la mejor manera una temporada en la que no solo buscará repetir por décima vez la conquista del Scudetto, sino que también buscará quedarse con la Copa Italia -certamen perdido con Maurizio Sarri la temporada pasada a manos del Napoli- y dar pelear en la Champions League.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here