El pago por pieza para los trabajadores de la industria del vestido se acabó en California y ahora los empleadores deberán pagar al menos el salario mínimo por hora. 

Así lo establece la medida SB 62 de la senadora María Elena Durazo, hecha ley por el gobernador Gavin Newsom.

California está haciendo a las corporaciones responsables y reconoce la dignidad y la humanidad de nuestros trabajadores, que han ayudado a construir la quinta economía más grande del mundo”, dijo el gobernador Newsom en una reunión por Zoom en la que participaron las legisladores María Elena Durazo, Lorena González y los líderes sindicales Art Pulaski y Ron Herrera.

“Estas medidas ayudan a proteger a los trabajadores de bajos ingresos marginados, muchos de los cuales son mujeres de las minorías e inmigrantes, y asegura que se les pague lo que se debe y mejora las condiciones de trabajo”.

Por su parte, la senadora Durazo, dijo que se hizo justicia a los trabajadores de la confección.

“Por mucho tiempo, los manufactureros malvados han explotado a los trabajadores del vestido, que laboran en condiciones antihigiénicas con un pago de tan solo $5 la hora”.

Añadió que esta ley salvaguarda salarios legales y condiciones de trabajo dignas, pero además nivela el campo de juego en los negocios de la moda en el estado. “¡La moda ética es el futuro, enfatizó Durazo.

La SB62 fortalecerá las protecciones para los trabajadores del vestido al eliminar el pago por pieza en la costura y asegurar que ganen salarios legales y bonos e incentivos.

“¡Estamos emocionadas! Más de dos años después de que las trabajadores han peleado por esta medida, el gobernador Newsom firmó el Acta de Protección del Trabajador”, dijo Marissa Nuncio, directora de Garment Worker Center, una organización que aboga por los derechos de las trabajadoras de la industria de la confección.

Precisó que los más de 45,000 trabajadores de la costura en el estado, en su mayoría mujeres inmigrantes con familias, finalmente podrán ganar el salario mínimo en lugar de un pago por pieza.

“California es hogar de algunas de las protecciones más fuertes para los trabajadores de la nación; y gracias a la ley SB 62, no seremos más la capital de los talleres de explotación de Estados Unidos”, dijo Nuncio.

Por el contrario, mencionó que “California será un modelo para una industria de moda ética construida en el respeto y la decencia para los trabajadores del vestido que cosen nuestra ropa y equipo de protección personal”.

La asambleísta de San Diego, Lorena González, coautora de la medida, consideró a la ley SB 62 como un triunfo, el cual atribuyó a las innumerables trabajadoras inmigrantes que hablaron contra las poderosas marcas de moda y demandaron por lo menos el salario mínimo por su labor.

“Después de tanto tiempo, las trabajadores del vestido tendrán la justicia que se merecen”.

Regulaciones para trabajadoras domésticas

El gobernador Newsom también hizo ley la medida SB 321 de la senadora Durazo para establecer las primeras regulaciones sobre salud y seguridad de las trabajadoras domésticas en California, en su mayoría, mujeres inmigrantes.

La nueva legislación requiere que Cal/OSHA reúna a un comité asesor para crear y publicar dichas regulaciones. El comité debe incluir a trabajadoras domésticas, empleadores y expertos en la salud y seguridad ocupacional.

Cabe decir que el trabajo doméstico es el único grupo de trabajadores que en 1973 fue excluido de las regulaciones del Acta de Salud y Seguridad Ocupacional de California.

Como alguien que trabajó limpiando casas en el condado de Sonoma durante los incendios del Norte de California en 2018, sé que hará una diferencia que Cal/OSHA cree regulaciones para atender mi salud y seguridad como trabajador”, dijo Anabel García, miembro del grupo ALMAS que es parte del Graton Day Labor Center, y quien durante más de dos años luchó por esta ley al lado de otras trabajadoras domésticas.

“Espero que nuestros empleadores nos den el respeto que merecemos y entiendan que como cualquier otro trabajador, no debemos ser sujetos a riesgos y condiciones insalubres en nuestros lugares de trabajo”.

Salario mínimo para trabajadores con discapacidades

El gobernador Newsom también hizo ley la medida SB 639 de la senadora Durazo que prohíbe que a los trabajadores con discapacidades se les pague menos del salario mínimo

“California está poniendo fin al salario por debajo del mínimo para las personas con discapacidades”, dijo la senadora Durazo.

“Todo el trabajo debe ser tratado con dignidad, y eso significa que a nadie se le debe pagar menos del sueldo mínimo. La SB 639 desarrolla un plan por etapas para asegurar un empleo integrado y competitivo para estos trabajadores”.

En la actualidad, más de 5,000 californianos con discapacidades trabajan en talleres supervisados y reciben menos de $2 por hora.

Los talleres de trabajo supervisados fueron creados para proveer oportunidades para los veteranos con discapacidad que regresan del servicio militar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here