En celebración al día internacional de la mujer, se realiza la conferencia virtual “POWERFUL WOMEN” en honor a la labor de la mujer en la comunidad.

La Conferencia será de forma interactiva con invitadas de influencia en la vida pública, abriendo un espacio  que invite a reflexionar sobre  los desafíos de la mujer en el mundo empresarial y familiar.

Dentro de las invitadas se encuentra la Honorable Jueza, Lissette G. Fernández quien compartirá parte de su vida profesional y privada como ejemplo de superación, este 27 de marzo en  la conferencia Powerful Women.

La honorable jueza Fernández, emigró  desde  Ecuador, junto a sus padres, a los Estados Unidos cuando era tan solo una niña , desde pequeña ya tenía visión de su vida futura, tenía claro que ella tenía que ser jueza.

“Con el apoyo de mi iglesia y mi familia, siempre pude salir adelante con cualquier meta que yo me propuse en mi vida” relató la jueza Fernández, “Estoy muy agradecida de haber tenido unos buenos padres, pero en especial unos buenos roles de mujeres, como son mi abuelita y mi mamá, que siempre me enseñaron a volar en alto y alcanzar las estrellas”.

“Yo sabía a los 10 años, que yo quería ser abogado, es mas, yo sabía a los 10 años que quería ser Juez. En esos tiempos eso era soñar y volar muy alto. De pequeña ayudaba en la comunidad, me gustaba ayudar a las personas que no tenían hogar y me gustaba la ley. Yo tuve el don de tener profesoras en la escuela que vieron ese interés en mi y me apoyaron para que yo entendiera más sobre leyes”.

Fernández narra que durante sus estudios académicos siempre encontró personas que le motivaron al estudio de las leyes, grandes mentores y maestros que influyeron en su vida.

Actualmente, Fernández hace historia al convrertirse  en la primera jueza latina de uno de los condados mas importantes  de New York.

“Cuando entré a la escuela de Derecho, hice muchas prácticas ahí, conocí a una jueza de una corte mayor y a partir de eso se me fueron abriendo muchas puertas. Fui fiscal  y después de muchas prácticas como abogada,  decidí abrir mi práctica de inmigración en donde yo vivo,la ciudad de Peekskill, donde habían muchos latinos y no habían abogados que hablaran español, la gente fue muy acogida en la práctica, y por fin yo pude usar todo lo que había aprendido en las leyes para poder ayudar a gente como yo, migrantes, que necesitaban asistencia. Dios fue muy grande y de ahí me nominaron para Juez” relató Fernández.

A pesar de su cargo de Juez, Fernández continúa con su práctica en migrantes apoyando esta área de la comunidad y trabajando con ellas. Pero sobre todo es una gran mama, comprometida con su familia.

Como parte de su labor con la comunidad, Fernández brinda talleres virtuales con temas de migración.

Es una mujer muy agradecida con Dios y la vida y un ejemplo claro de superación.

El ejemplo de la Honorable Juez Fernández y de otras mujeres triunfadoras, serán compartidos el día 27 de marzo, a través del evento virtual POWERFUL WOMEN, para ser parte de esta magnífica conferencia puedes registrarte de forma gratuita a través del siguiente enlace, https://powerfulwomen.jaglobal.co/.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here