La extradición de Julián Assange a EE.UU de pues de ser arrestado en Londres

0
189

Londres:-Tras casi siete años asilado en la embajada de Ecuador en Londres para escapar a la ira de Washington, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, perdió el jueves la protección de Quito y fue detenido por la policía británica en virtud de una “orden de extradición” de Estados Unidos.

“Le hemos quitado el asilo a este malcriado y ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato”, dijo el presidente ecuatoriano Lenín Moreno durante un acto en la ciudad Latacunga (sur), asegurando que Assange llegó a manchar con sus excrementos la embajada de Quito en Londres.

La relación de Assange y Ecuador cambió completamente en siete años. En 2012, el entonces presidente Rafael Correa le tendió la mano a Assange, que temía su extradición a Estados Unidos por la publicación de material confidencial del Ejército de ese país en la plataforma WikiLeaks.

Assange era acusado en Suecia por dos delitos sexuales a sendas mujeres que él siempre negó y que vio como una excusa para su extradición. La relación entre el exhacker y activista y el país sudamericano cambió, sin embargo, con el nuevo gobierno. Moreno, que fue vicepresidente de Correa, lo sucedió en la dirección de Ecuador en 2017.

Desde ese momento marcó distancias con el expresidente, con el que mantiene ahora un duro enfrentamiento, potenciado este jueves con la detención de Assange, objeto de disputa interna en la política ecuatoriana entre Moreno y Correa. Moreno afirmó en un video en su cuenta de Twitter este jueves que Assange mostró una “conducta irrespetuosa y agresiva” y que WikiLeaks realizó declaraciones “hostiles y amenazantes”. Pero fue la “transgresión de los convenios internacionales” por parte de Assange lo que hizo su asilo “insostenible e inviable”, justificó el presidente del país latinoamericano, que en los últimos meses ya había dado muestras de la tensión existente entre el fundador de WikiLeaks y el gobierno.

Moreno se refirió en especial a la norma de no intervenir en los asuntos internos de otros Estados, y citó la publicación reciente por parte de WikiLeaks de documentos del Vaticano, en enero de 2019. El presidente ecuatoriano afirmó haber solicitado a las autoridades británicas la garantía de que Assange “no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas y pena de muerte”.

Correa criticó inmediatamente a Moreno por su decisión, ahondando así en la rivalidad que mantienen los antiguos aliados. “Lenín Moreno ha demostrado su miseria humana al mundo, entregando a Julian Assange -no solo asilado, sino también ciudadano ecuatoriano- a la policía británica”, criticó Correa. La justicia británica condenó a Assange este mismo jueves por incumplir las condiciones de su libertad condicional en 2012 y lo mantuvo bajo custodia pendiente de una sentencia. Se enfrenta a una pena de hasta 12 meses de prisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here