La fuerte explosión que sacudió este viernes el centro de la ciudad estadounidense de Nashville, en el estado de Tennessee, vino de un vehículo con una grabación que avisaba de que “una bomba explotaría en los próximos 15 minutos”, ha explicado en una rueda de prensa el jefe de la policía local, John Drake.

Los agentes se apresuraron a llamar puerta por puerta para evacuar a los vecinos del centro de Nashville y minutos después se produjo la deflagración que ha dejado tres personas heridas.

En la misma rueda de prensa, el portavoz de la policía, Don Aaron, aseguró que el vehículo era una autocaravana y aún no se sabe si había alguien dentro cuando explotó.

La policía de Nashville ya había dicho esta mañana que se trataba de un “acto intencionado”, aunque por el momento no ha señalado a ningún responsable. Varias personas están siendo interrogadas en la estación de policía, pero Aaron rechazó ofrecer más detalles.

Los bomberos confirmaron el traslado a hospitales de al menos tres personas con heridas que no revisten gravedad. Según televisiones locales, cuando se produjo la explosión, se pudieron ver llamas y humo negro en el centro de Nashville, el corazón turístico de la ciudad que está repleto de bares, restaurantes y establecimientos donde escuchar música en directo.

Las imágenes aéreas de la zona del siniestro muestran cómo al menos dos vehículos han quedado completamente calcinados y prácticamente todos los árboles de la avenida han sido derribados. 
 La deflagración pudo sentirse a nueve manzanas de distancia y ha provocado graves daños estructurales en los edificios colindantes así como en varios vehículos.

“Esto parece ser un acto intencionado. Las fuerzas de seguridad están cerrando las calles mientras continúa la investigación”, avanzó en su cuenta de Twitter el Departamento de policía de Nashville.

El FBI va a liderar la investigación en la que están participando múltiples cuerpos de seguridad, incluida la policía y el cuerpo de bomberos de Nashville, así como la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, especializada en atentados con bombas.

 “La explosión fue significativa, como puede ver … el departamento de policía, sus socios federales, el FBI y la ATF, están llevando a cabo una investigación a gran escala hasta este punto”, detalló Don Aaron, portavoz de la policía de Nashville.

Andrew McCabe, exdirector adjunto del FBI, dijo a CNN que una explosión de este tamaño sería investigada como un posible acto de terrorismo. Dijo que era posible que la policía fuera el objetivo de las explosiones dado que estaban respondiendo a un informe de un vehículo sospechoso y se estaban dirigiendo al lugar cuando se registró la explosión. Las autoridades investigan si alguno de los edificios del lugar era el objetivo de la explosión.

 El alcalde de Nashville, John Cooper, instó a la ciudadanía a mantenerse alejada del centro de la ciudad, ya que la policía y las autoridades federales se encuentran en el lugar investigando los hechos.

También el presidente de EE.UU., Donald Trump, está al tanto de la situación.  “Ha sido informado de la explosión en Nashville, Tennessee, y continuará recibiendo información actualizada periódicamente. El presidente se siente agradecido por la respuesta de los increíbles servicios de emergencias y está rezando por aquellos que resultaron heridos”, dijo uno de los portavoces de la Casa Blanca, Judd Deere, en un breve comunicado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here