La crisis del coronavirus de De Blasio

0
146

Los principales funcionarios a cargo del sistema de salud del estado venían venir una crisis sanitaria con síntomas familiares a la influenza, estas señales despertaron cierta incertidumbre y preocupación.

El comisionado de Salud, Oxiris Barbot, visitó al alcalde de New York Bill de Blasio a principios de marzo para comentarles las medidas que debían de comenzar a tomar para evitar que este mal se esparciera pero el alcalde no se convenció y contraargumento que esto causaría un declive en la economía de los habitantes más pobres de la ciudad. El cierre de escuelas y restaurantes representaría un daño irreparable.

Actualmente, el coronavirus, más específicamente el COVID-19 ya ha cobrado más de 400 vidas en el estado y el número de infectados y muertos aumenta cada vez más.

La tardía decisión ocasionó lo que se denominó una guerra de opiniones. La economía vs la salud pública.

En el ayuntamiento, de Blasio se enfrentaba a la mayor crisis de su mandato. Las personas se encontraban vulnerables, pero seguían yendo a sus trabajos, escuelas y visitando restaurantes concurridos.

Actualmente, New York se encuentra paralizada y no solamente por la cuarentena, sino por la incertidumbre que saber que es un punto de infección masiva y que los hospitales están llegando a su capacidad de atención.

El Gobernador Andrew Cuomo, recientemente pidió apoyo federal para construir hospitales temporales para atender la gran cantidad de personas infectadas que cada día se reportan.

Mientras tanto, los ciudadanos optan por salir exclusivamente a hacer compras vitales y esperar frente a sus televisores o computadores las noticias del avance de esta pandemia mundial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here