Julian Assange, fundador de Wikileaks, ya está un paso más cerca de su extradición a Estados Unidos, luego de que un juez británico emitiera la orden, que ahora está sujeta a la aprobación de la ministra de Interior del Reino Unido, Priti Patel. Assange puede apelar el fallo ante el Tribunal de Magistrados de Westminster, en Londres.

La decisión judicial se produce luego de que, en diciembre de 2021, las autoridades estadounidenses ganaran su intento de anular una sentencia anterior que establecía que no debía ser extraditado para enfrentarse a cargos en Estados Unidos, sobre la base de las garantías dadas sobre su tratamiento allí.

El posterior recurso de Assange fue denegado.

Un video difundido en las redes sociales mostraba a manifestantes reunidos ante el tribunal este miércoles antes de la vista en protesta por su extradición.

El australiano, de 50 años, ha sido acusado en Estados Unidos en virtud de la Ley de Espionaje por su papel en la publicación de cables militares y diplomáticos clasificados relacionados con las guerras de Afganistán e Irak.

Assange se unió a la audiencia virtualmente desde la prisión de alta seguridad de Belmarsh en Londres, donde ha permanecido en custodia desde que fue arrestado hace tres años fuera de la Embajada de Ecuador en Londres, donde vivió durante siete años bajo refugio diplomático. Declaró su nombre completo y su fecha de nacimiento.

Se le busca en Estados Unidos por 18 cargos penales, que él niega, después de que WikiLeaks publicara miles de archivos clasificados y cables diplomáticos en 2010. Si es condenado, podría enfrentarse a hasta 175 años de prisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here