El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, conminó este miércoles al mandatario saliente, Donald Trump, a hablar en cadena nacional para poner fin a los disturbios en el Capitolio nacional, al cual irrumpieron partidarios suyos descontentos con el resultado de las elecciones.

En un mensaje a la población, Biden calificó a los hechos que tienen lugar en la capital estadounidense como un “un asalto al estado de derecho” y aseguró que “no reflejan a los verdaderos Estados Unidos”. “Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados al desorden. Esto no es disenso, es desorden. Raya en la sedición y debe terminar. Ahora”, agregó.

 En consecuencia, llamó a “esta pandilla a echarse atrás y permitir que el trabajo de la democracia siga adelante”.

En otro pasaje de su locución, Biden volvió a criticar a Trump y, en una velada referencia a sus discursos, dijo que “las palabras de un presidente importan, no importa cuan bueno o malo sea”. “En el mejor de los casos puede inspirar, en el peor incitar”, expresó.

 Horas antes, en un mitín previo a la sesión especial en la que el Congreso se disponía a certificar la victoria de Biden en las elecciones presidenciales, Trump dijo entre otras cosas: “este país ha tenido suficiente”; “no lo toleraremos más” y “detendremos el robo”, en referencia a lo que, sin pruebas, asegura fue un fraude que lo privó de un segundo mandato.

No obstante, poco después de iniciada, la sesión debió ser interrumpida por la irrupción de los partidarios del presidente saliente en el Capitolio. Cuando las escenas ya eran caóticas, el mandatario llamó a la calma en dos oportunidades a través de su cuenta de Twitter.

Minutos después de que Biden realizara su declaración, el mandatario publicó un video en sus redes sociales en el que volvió a rechazar su derrota, pero pidió a sus partidarios que “volvieran a sus casas”. “Sé que están dolidos por cómo nos robaron la elección, pero es tiempo de que vayan a casa en paz”, agregó.

Trump también aprobó el despliegue de la guardia nacional a la capital estadounidense para contribuir a contener la situación. Así lo anunció la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, quien dijo que la fuerza está en camino “junto a otros servicios de protección federales”. “Reiteramos el llamado del presidente Trump contra la violencia y a mantenerse pacíficos”, agregó la funcionaria.

 The New York Times había informado minutos antes que el Ejército activó a todos los miembros del cuerpo asignados al distrito de Columbia -donde se encuentra Washington DC- luego de que así lo solicitara la alcalde de la ciudad, Muriel Bowser.

Funcionarios del Pentágono se mostraron reticentes a enviar a los uniformados, deseosos de evitar imágenes de militares en las inmediaciones del Congreso. Sin embargo, la gravedad de la situación forzó la decisión.

En paralelo, el gobernador del estado de Virginia dijo que envió 200 tropas estatales a las inmediaciones.

Dentro del saldo de los disturbios se destaca una herida de bala recibida por una de las partidarias de Trump, hecho que tuvo lugar en el marco de un enfrentamiento con la policía. Las circunstancias exactas alrededor del episodio no están claras y aún se desconoce el estado de salud de la víctima. Una fuente de la agencia de noticias AP dijo que había sido llevada a un hospital. Según la cadena de televisión CNN, la mujer recibió un disparo en el pecho.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here