Unas 56 personas perdieron la vida en Japón a causa de las inundaciones y deslizamientos de tierra en la isla de Kyushu, ubicada al sur de Japón, según informaron medios locales.

Este miércoles, se supo que el clima causante del desastre se ha extendido a la parte central y oriental del país. La Agencia Meteorológica ha bajado la emergencia de fuertes lluvias a una categoría de menor peligrosidad para las prefecturas de Gifu y Nagano, al oeste de Tokyo.

Sin embargo, las autoridades dicen a los residentes que continúen vigilantes mientras el agua sube en los ríos locales.

Además, alertan que algunas áreas experimentan lluvias de esta magnitud por primera vez en varias décadas. Las autoridades dicen que la precipitación promedio para el mes de julio ya ha sido excedida

Según los informes, en la prefectura de Gifu, el río Hida se inundó en la ciudad de Gero, dejando a las comunidades sumergidas.

La lluvia también provocó deslizamientos de tierra que barrieron árboles y sofocaron casas. En la ciudad de Takayama, los residentes dicen que el lodo de una ladera cercana se deslizó hacia su hogar.

Asimismo, las órdenes de evacuación y las advertencias están vigentes en toda la prefectura. Además, los ríos también se están desatando en la vecina prefectura de Nagano, a medida que aumentan los niveles de agua en los ríos de todo el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here