El pasado viernes 16 de diciembre, un bombero resultó gravemente herido durante un ejercicio de entrenamiento en la estación de Brooklyn.

El Bombero de nombre Billy Moon es el miembro número 1159 del Departamento en hacer el Sacrificio Supremo.

El bombero había formado su familia con su esposa, Kristina, y sus dos hijos, quienes tomaron la noble decisión de donar los órganos de Moon, con los que salvaron la vida de 5 personas.

LiveOnNY, una organización sin fines de lucro que ayuda a vivir a personas como Moon a través de la donación de órganos y tejidos, confirmó el martes que su corazón, pulmones, hígado y riñones salvaron la vida de cinco pacientes, incluidas tres personas en Nueva York.

“El bombero Moon fue un héroe en vida y ahora es un héroe en la muerte que vivirá gracias a los generosos obsequios de la donación de órganos”, dijo el presidente y director ejecutivo de LiveOnNY, Leonard Achan, en un comunicado. “Extendemos nuestras más profundas condolencias a la familia Moon. Nuestros pensamientos y oraciones permanecen con ellos durante este momento difícil”.

La comisionada de Bomberos, Laura Kavanagh, manifestó que “Billy entendió fundamentalmente que él era parte de algo más grande que él mismo, y que si alguna vez le pasaba algo, no uno sino docenas aparecerían en su lugar, para enseñar fútbol, ​​para contar un chiste o una historia para asegurar que la vida siguiera adelante. Esta es la razón por la que se dedicó tanto a asegurarse de que pudiera retribuir después de su partida, que pudiera llevar alegría a otras familias incluso cuando la suya había perdido tanto”.

Por su parte el teniente del FDNY James Keane dijo: “Para que otros puedan vivir, cuatro palabras simples que han sido un grito de guerra para generaciones de bomberos y técnicos médicos de emergencia. Aceptamos esta campaña y la convertimos en la misión de nuestra vida; Billy Moon ejemplificó esto tanto en la vida como en la muerte”.