Los restos de 227 niños fueron encontrados enterrado en la costa norte de Perú.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por arqueólogos peruanos, los niños fueron ofrecidos en un ritual de la cultura precolombina Chimú, hace miles de años.

Este caso representa el hallazgo más grande de sacrificios de niños descubierto hasta ahora en el mundo.

Las investigaciones de este caso iniciaron en 2018, pero fue hasta este martes que se llegó a una conclusión sobre el hallazgo.

Los cadáveres de los niños fueron descubiertos en el sector Pampa La Cruz en Huanchaco, un municipio costero de Trujillo a 700 kilómetros al norte de Lima.

De acuerdo con la investigación de los arqueólogos, el cementerio de niños podría tener entre 1,200 y 1,400 años de antigüedad.

Los cuerpos de los niños fueron encortados extendidos en posición mirando al mar y algunos aún tenían sus cabellos y restos de piel.

De acuerdo con los investigadores, huanchaco fue un lugar donde se hicieron sacrificios masivos de niños durante la cultura Chimú.

Las muestras que lograron recabar les permiten afirmar que se escogieron tanto niños como niñas, lo que significa que el sacrificio no era exclusivo de un solo género.

El hallazgo proporciona nueva información sobre los rituales de la antigua civilización chimú que habitaba la costa norte del Perú.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here