Por Dr. Dr. Amín Cruz, PhD, diplomático, historiador, educador, periodista, escritor, presidente del Congreso Mundial de Prensa y presidente del Congreso Mundial de Universidades, residente en New York. 

“Millones de nosotros hemos perdido a un ser querido o nos han arrebatado nuestros medios de vida. Un esfuerzo científico mundial sin precedentes para las vacunas nos ha dado la esperanza de derrotar al virus – pero sólo si trabajamos juntos para asegurar que todos, en todas partes, tengan acceso a las vacunas contra el COVID-19. Sólo juntos podremos acabar con la pandemia y transformar una nueva era de esperanza“. Amina J. Mohammed vicesecretaria de la ONU 

El doctor Tedros Adhanom Ghrebeyesus, COVAX no es un acto de caridad: en una economía mundial altamente interconectada, las vacunas eficaces y con amplia disponibilidad en todos los países, son la forma más rápida de acabar con la pandemia, reactivar la economía mundial y asegurar una recuperación sostenible. 

El virus COVID-19 se ha cobrado más de dos millones de víctimas en todo el mundo, muchas más han sido hospitalizadas y sufren consecuencias debilitantes, COVAX pretende frenar esta trágica pérdida de vidas y enfermedades crónicas. Asimismo, las vidas de miles de millones de personas se han visto alteradas por las restricciones de los viajes, los confinamientos y otras medidas puestas en marcha para frenar la propagación del virus.  

La ralentización de la economía mundial ha provocado la pérdida de millones de puestos de trabajo y la saturación de los sistemas sanitarios ha dificultado el tratamiento de los pacientes con dolencias no relacionadas con el COVID. Cabe esperar que las vacunas suministradas por COVAX contribuyan a cambiar estas tendencias perjudiciales y a devolver al mundo a la normalidad. 

COVAX (COVID-19 Vaccine Global Access por sus siglas en inglés o Acceso Global para Vacunas COVID-19 en español) es el apartado dedicado a las vacunas del programa Acelerador ACT, puesto en marcha por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias, la Alianza Gavi para las Vacunas y la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de elaborar un conjunto de herramientas para combatir el virus. 

Así mismo afirma que el programa ha permitido llevar a cabo el esfuerzo mundial más rápido, coordinado y exitoso de la historia para luchar contra una enfermedad. Su objetivo es distribuir 2000 millones de dosis en 2021, sobre todo en los países más pobres, e inmunizar al 27% de sus ciudadanos.      

Durante el primer trimestre de 2021 se entregarán a 18 países alrededor de 1,2 millones de dosis, sobre un total de 40 millones, de la vacuna de Pfizer-BioNTech, que requiere unas condiciones especiales de almacenamiento de -70º centígrados. Se espera un despliegue mucho mayor, de unos 336 millones de dosis, de la vacuna de AstraZeneca/Oxford, que se enviará a casi todos los países que han firmado el plan COVAX, desde Afganistán hasta Zimbabue. 

Los países latinoamericanos recibirán, entre marzo y mayo, más de 26 millones de vacunas de la iniciativa COVAX. La mayoría de ellas serán de la compañía AstraZeneca según una lista publicada recientemente por la Alianza Gavi para las Vacunas. 

Colombia fue el primer país de las Américas en recibir un cargamento, con 110.000 dosis de Pfizer que llegaron el primero de marzo a Bogotá, mientras que Perú obtuvo este miércoles un lote inicial de casi 120.000 dosis de vacunas COVID-19, convirtiéndose en el segundo país de América Latina y el Caribe en hacerlo. La nación andina recibirá dos millones de dosis más de aquí a mayo. 

Los países de América Latina que recibirán más vacunas durante este periodo son Brasil (9,1 millones) y México (5,5 millones), ambos con financiación propia. En Sudamérica, Argentina obtendrá 1,9 millones de dosis; Perú, 1,2 millones; Chile, 818.000; Ecuador, 756.000; Bolivia, 672.000; Paraguay, 304.000; y Uruguay, 148.000. 

En Centroamérica, recibirán vacunas Guatemala (724.000), Honduras (424.000), Nicaragua (432.000), El Salvador (225.000), Costa Rica (218.000 dosis), y Panamá (184.000). Mientras tanto, en el Caribe, República Dominicana tendrá 463.000 dosis. Las diez naciones que recibirán la vacuna sin necesidad de pago son: Bolivia, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas. 

Para finales de 2021, COVAX pretende ofrecer vacunas a casi el 30% de la población de cada país participante más, sin embargo, ese progreso es insignificante en comparación con el 80% de todas las vacunas de COVID-19 que poseen los diez países más ricos del mundo y que entre sus previsiones figura la vacunación de toda su población durante los próximos meses. 

Un mayor acceso a las vacunas también es posible compartiendo el exceso de vacunas, mediante la transferencia de tecnología, ofreciendo licencias voluntarias oincluso renunciando a los derechos de propiedad intelectualel mecanismo cuenta con 190 participantes y necesita más de 2000 millones dólares para cumplir plenamente su objetivo de vacunar a los más necesitados para finales de año.

Comento Carissa Etienne la directora de la Organización Panamericana de la Salud: Nuestra prioridad inicial es salvar vidas, y por eso el primer despliegue de vacunas debe ir a los más vulnerables, como nuestros trabajadores de la salud y los ancianos, que corren más riesgo. Esto es lo correcto e inteligente, porque aprovechará las pocas dosis que tenemos inicialmente para lograr un mayor impacto. 

Las Naciones Unidas seguirán movilizando a la comunidad internacional para que las vacunas sean asequibles y estén disponibles para todas y todos, para que se recuperen mejor, y para que se preste especial atención a las necesidades de quienes han soportado la carga de esta crisis a tantos niveles: las mujeres, las minorías, las personas mayores, las personas con discapacidad, los refugiados, los migrantes y los pueblos indígenas.  

“Nadie está a salvo hasta que todo el mundo esté a salvo”, ha sido el mantra de la Organización Mundial de la Salud desde el comienzo de la crisis sanitaria mundial causada por el COVID-19, para lograr un acceso justo y equitativo a las vacunas de la COVID-19 en todo el mundo es el principal y generoso objetivo de la nueva campaña. 

Este esfuerzo debe comenzar ahora. Sólo juntos podremos acabar con esta pandemia y recuperarnos, Sólo juntos podremos reactivar nuestras economías y luego, juntos, todos podemos volver a las cosas que amamos palabras de António Guterres, Secretario General de la ONU por el lanzamiento de la campaña “Solo Juntos”. 

“Si los científicos han sido capaces de producir vacunas seguras y eficaces en tan solo siete meses, los objetivos de los líderes mundiales deben ser igual de rompedores: proporcionar la financiación suficiente y aumentar la fabricación para que todos los habitantes del planeta puedan ser vacunados”. Melissa Fleming Secretaria general adjunta de comunicaciones globales de la ONU  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here