Cerca de cumplirse el undécimo aniversario del conflicto en Siria, el Secretario General de la ONU destacó este viernes que la destrucción que han soportado los sirios es tan grande y mortífera “que tiene escasos parangones en la historia moderna”.

António Guterres destacó que la guerra en el país árabe ha provocado un coste humano “desorbitado” y que sus habitantes han soportado violaciones de los derechos humanos de forma continua y a gran escala.

El titular de la ONU también recordó que la destrucción de infraestructuras básicas durante los combates ha agravado la crisis económica y que millones de desplazados internos y refugiados luchan por sobrevivir en circunstancias especialmente complicadas.

Pese a esta complicada situación, Guterres señaló que “no podemos perder la esperanza” y que “se ha de actuar de inmediato”.

“Debemos mostrar el valor y la determinación de ir más allá de los compromisos teóricos con la paz y hacer todo lo necesario para alcanzar una solución política negociada en línea con la resolución 2254 (2015) del Consejo de Seguridad”, destacó.

En su opinión, esa es la ruta que emprender para lograr una solución que satisfaga las aspiraciones de todos los sirios, cree las condiciones necesarias para el retorno voluntario de los refugiados en condiciones de seguridad y dignidad, contrarreste el terrorismo y respete la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Siria.

El jefe de asuntos humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, visita el centro de transporte humanitario cerca del cruce fronterizo de Bab al-Hawa entre Siria y Turquía.

Hay que acabar con las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzosas

Al mismo tiempo solicitó garantizar un mayor acceso humanitario “que sirva para atender las necesidades de la población en todo el país”, ya que las entregas transfronterizas son imprescindibles para atender a los millones de personas necesitadas.

Del mismo modo, pidió al Consejo que renueve en julio la resolución 2585 (2021), que mantendría el flujo de ayuda humanitaria transfronteriza para los sirios, y calificó esa acción como “un imperativo moral y humanitario”.

Por último, demandó una acción conjunta para acabar con la práctica de las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzosas de decenas de miles de personas en toda Siria.

“Ha llegado el momento de responder a los llamamientos urgentes de las familias de toda Siria que buscan aclarar la suerte y el paradero de sus seres queridos desaparecidos. Mientras las familias buscan la verdad para sus seres queridos, miles siguen languideciendo en las cárceles en condiciones inimaginables”, apuntó.

Mi mensaje es claro: no podemos fallar al pueblo sirio. El conflicto ha de cesar. Ha de respetarse el derecho internacional humanitario.  Hago un llamamiento a todas las partes para que participen de forma significativa en el proceso político facilitado por la ONU y pido más apoyo para ampliar la respuesta humanitaria. Debemos elegir la paz”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here