António Guterres habló este lunes con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y con el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, e instó a ambos dirigentes a adoptar medidas inmediatas encaminadas a establecer un alto el fuego y reanudar las negociaciones a fin de evitar la inestabilidad en la región.

El Secretario General reiteró su apoyo total a la tarea esencial de los copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), integrado por Francia, Rusia y Estados Unidos, y subrayó la necesidad de que las partes colaboren con ellos para reanudar las negociaciones sin demora ni condiciones previas.

Según informaciones de prensa, ambas partes se acusan mutuamente de las hostilidades iniciadas este domingo. Los enfrentamientos han ocasionado decenas de muertos y heridos, incluyendo civiles.

El territorio en disputa pertenece legalmente a Azerbaiyán pero está bajo control armenio. La línea de contacto se fijó en los acuerdos de paz de 1994 tras una guerra entre ambas naciones que comenzó coincidiendo con la disolución de la Unión Soviética al inicio de la década de los noventa.

La región del Alto Karabaj está situada en el sur de la región del Cáucaso y proporciona rutas de tránsito cruciales para el gas y el petróleo hacia los mercados mundiales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here