Un 27 de Febrero, pero del año 1844, en República Dominicana un grupo de valientes patriotas salieron a las calles dispuestos a enfrentarse ante el enemigo haitiano que mantenía cautivo de libertad a los dominicanos durante 22 años.

Los patriotas, quiénes eran encabezados por el general Matías Ramón Mella, se dirigieron a la puerta de la misericordia, denominada en principio “Puerta de Santiago” o “Puerta Grande”, y desde allí fue disparado por el mismo Mella, el “trabucazo” que dio pie a la revuelta por la independencia dominicana.

La población dominicana que se concentraba en la parte oriental de la isla La Hispaniola sufrió años de martirio y abusos por parte de los invasores haitianos que pasaron a esta parte de la isla en el 1822 dirigidos por el dictador y militar haitiano Jean Pierre Boyer, que instauró un régimen de represión por más de 20 años.

Luego de tantos abusos y maltratos de los haitianos, la juventud dominicana se comenzó a reunir de manera clandestina para compartir y fortalecer sus ideales de libertad, el movimiento más importante de esa índole, fue la creación de la Sociedad Secreta “La Trinitaria”, fundada por Juan Pablo Duarte en el año 1838.

Esa noche los trinitarios se lanzaron a las calles con el propósito de ser libres o morir en el intento. Todo se planeó para aquella noche, luego de varias reuniones en la morada del prócer Francisco del Rosario Sánchez, quien actuaba como jefe en ausencia de Duarte para llevar a efecto el plan que conseguiría nuestra independencia nacional.

El escenario testigo del acontecimiento fue la Puerta de la Misericordia, donde alrededor de las once de la noche, Matías Ramon Mella hizo sonar su trabuco, iluminando con las llamas a los rostros presentes, y al mismo tiempo dando a conocer al mundo entero el nacimiento de una nueva república.

Feliz Día de la Independencia a nuestros hermanos de la República Dominicana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here