Este martes se realizó en la catedral de San Patricio el velatorio del policía de Nueva York Wilbert Mora, quien falleció el pasado 25 de enero, luego de ser atacado cuando atendía un caso de violencia doméstica en el que también murió su compañero Jason Rivera.

Mora era el hijo menor de una familia dominicana muy unida de East Harlem y ha sido descrito por quienes le conocieron como alguien con un gran corazón.

Cuando el comisionado de policía Keechant Sewell anunció su muerte la semana pasada, lo describió como tres veces héroe: “Por elegir una vida de servicio. Por sacrificar su vida para proteger a los demás. Por dar vida incluso en la muerte a través de la donación de órganos”.

Mora salvó cinco vidas al donar sus órganos al morir, a un familiar y otras personas que lo necesitaban.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here