El pasado lunes 24 de enero falleció el hombre que asesinó al policía dominicano Jason Rivera en un tiroteo en Manhattan, Nueva York.

Lashawn MacNeil, de 47 años, estaba en estado crítico en Harlem Hospital, a donde fue llevado con un balazo en la cabeza y otro en un brazo que recibió cuando trató de escapar del apartamento de su madre luego de haber tiroteado a los oficiales Rivera y Mora.

La mujer nunca dijo que su hijo estaba armado con una pistola calibre 45, por lo que Rivera y Mora fueron sorprendidos por el afroamericano Lashawn MacNeil, quien prácticamente los emboscó e hirió cuando llegaron al domicilio.

La vivienda se describió como un apartamento abierto de una habitación con un pasillo de 35 pies con una habitación al final. Un oficial permaneció con los dos miembros de la familia mientras que los otros dos oficiales fueron a la habitación trasera. La policía describió el pasillo como muy estrecho y angosto.

Dicen que McNeil abrió la puerta y disparó numerosos tiros, golpeando a ambos oficiales, uno fatalmente y dejando a otro en estado crítico.

Según la policía, McNeil, de 47 años, tiene un arresto anterior en la ciudad de Nueva York por un delito grave de narcóticos en 2003 y está en libertad condicional por ello.

Fue arrestado cuatro veces en las afueras de la ciudad de Nueva York. Uno está en Carolina del Sur desde 1998 por posesión ilegal de un arma. Uno fue un asalto en 2002 a un oficial de policía en Pensilvania. Uno fue un arresto por delitos graves de drogas y un delito menor por narcóticos en 2003 en Pensilvania.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here