El Supremo argentino confirmó ayer jueves la orden de detención dispuesta por un juez federal contra la expresidenta argentina Cristina Fernández por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a una mutua judía en 1994, pero no se hará efectiva por ser senadora y estar aforada.

En concreto, la Corte Suprema de Justicia de Arentina rechazó por unanimidad el recurso de queja presentado por la exmandataria contra la orden de arresto dictada por el juez Claudio Bonadio en diciembre de 2017, cuya ejecución efectiva el Alto Tribunal supeditó al resultado del proceso de desafuero requerido al Senado por el magistrado.

Cristina Fernández, varios miembros de su Gobierno y otros colaboradores están procesados por presunto encubrimiento agravado, mediante un pacto con Irán, de los ciudadanos de ese país acusados del ataque a una mutua judía en 1994, que dejó 85 muertos y sigue impune.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here