Si continúan las tendencias actuales, las naciones de la Comisión Económica para Europa sólo alcanzarán 23 de las 169 metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en el año 2030. Esta preocupante cifra se ve atenuada por el hecho de que sólo pueden evaluarse 89 de estos propósitos, mientras que los 80 restantes aún no pueden medirse por falta de datos.

El estudio destaca la necesidad de “acelerar el progreso” para alcanzar 57 de las metas y es menos optimista en el caso de otras nueve donde considera fundamental “revertir la tendencia actual”.

La secretaria ejecutiva de la Comisión, Olga Algayerova, explicó que el informe representa una “llamada de atención para que la región acelere la acción colectiva”, ya que en caso contrario corre el riesgo de fracasar en la Agenda de Desarrollo Sostenible.

“Con 80 metas del total de 169 que las estadísticas oficiales no pueden medir adecuadamente, es también un recordatorio de la magnitud del trabajo que aún tenemos por delante para medir la complejidad del desarrollo sostenible de una manera internacionalmente comparable”, añadió.

El análisis fue parte de un esfuerzo conjunto de quince organizaciones* de las Naciones Unidas que aportaron sus perspectivas sobre las acciones que se están llevando a cabo sobre el terreno.

 La Salud y el bienestar progresan, pero no lo suficiente

Las mediciones realizadas antes de la pandemia indican que la región está en vías de alcanzar cinco de las 13 metas de salud y bienestar, con mejoras en seguridad vial, efectos de la contaminación sobre la salud y la gestión de los riesgos sanitarios

Sin embargo, se advierte de la necesidad de acelerar más de la mitad de las metas sanitarias, y que la pandemia de coronavirus puede frenar aún más los avances en áreas como la salud mental, el abuso de sustancias y el desarrollo del personal sanitario.

Actividad económica y ciudades, resultados desiguales

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible relativos a la energía asequible y limpia, a las ciudades y comunidades sostenibles y al consumo y la producción responsables, van por buen camino o podrían lograrse con esfuerzos acelerados.

Si bien se advierte que “las tendencias adversas en una o varias metas significan que los objetivos están fuera de alcance a menos que se refuercen las políticas para cambiar su curso. Se trata, en particular, de las metas relativas a la productividad económica, a la innovación y al desarrollo de infraestructuras”.

 Buenas noticias en clima y medioambiente, pero no para los ecosistemas y bosques

En cuanto al clima y el medio ambiente, la región está en vías de alcanzar siete metas.

De mantenerse el actual ritmo, es probable que la mayoría de los países de la región reduzcan las subvenciones a combustibles fósiles hasta casi cero en 2030, con un sector industrial que progresivamente se está volviendo más eficiente desde el punto de vista energético.

Pese a estos avances, la región tendrá que acelerar el progreso o revertir las tendencias actuales para cumplir otras metas climáticas y medioambientales críticas, como las relacionados con la conservación de los ecosistemas y la biodiversidad, la gestión sostenible de los bosques, la resiliencia ante las catástrofes, la generación y el tratamiento de residuos y el uso sostenible de los recursos naturales.

 Paz y justicia: un problema a resolver, la trata de personas

La disminución de la corrupción y el fortalecimiento de las instituciones representan un avance positivo hacia sociedades más pacíficas e inclusivas para el año 2030, pero es necesario revertir el aumento del número de víctimas de la trata de personas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here