Un gol en propia puerta de Hummels en el minuto 20 le da la victoria a los de Deschamps en un partido que estuvo a la altura de las expectativas.

El gol de Hummels en propia puerta en la primera mitad le ha servido al conjunto galo para llevarse tres puntos importantísimos en su estreno en la Euro2020.

Alemania ha llevado la batuta del encuentro en los segundos 45 minutos, principalmente tras una clarísima ocasión de Gnabry, cuyo disparo desde la frontal se marchó rozando el travesaño. Anímicamente, los Joachim Löw despertaron, pero seguían sin consumar buenas ocasiones en los últimos metros.

Los jugadores de Deschamps siguieron acechando la portería rival entre contras, robos y presión alta, poniendo en apuros a la zaga alemana. Benzemá anotó, pero el gol quedó invalidado por fuera de juego; Mbappé también anotó un auténtico golazo tras una fantástica jugada individual, pero se encontraba en posición adelantada.

La rapidez, la efectividad y la precisión de los galos ha terminado superando a una Alemania que se achicó a Francia en los minutos finales, pero que, quitando la ocasión de Gnabry, no ha encontrado demasiados efectivos de cara a gol en un partido de altos vuelos y sin prácticamente parones en el Allianz Arena. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here