Una situación de emergencia se registró la mañana de este jueves en una empacadora de alimentos en la ciudad de Gainesville que provocó la evacuación de empleados y el cierre temporal del paso hacia la zona.

 Según el Departamento de Policía de Gainesville, el edificio de Prime Pak Foods estaba “creando una situación HAZMAT (hazardous materials) o derrame de materiales peligrosos a gran escala.

Al menos seis personas murieron y decenas más fueron evaluadas luego de una fuga química en una planta de procesamiento de alimentos de Gainesville el jueves por la mañana, dijeron las autoridades.

Cuatro bomberos se encontraban entre los que fueron trasladados al hospital, pero afortunadamente se espera que todos estén bien. Uno permanecía bajo observación médica durante la noche de este jueves.

“Será un proceso largo”, dijo el alguacil del condado de Hall, Gerald Couch, “no es algo que sea rápido”.

 Durante una conferencia de prensa a la 1:00 p.m, los funcionarios de Departamento de Bomberos del condado de Hall dijeron que había una fuga de nitrógeno líquido en la instalación.

Las autoridades confirmaron que seis personas murieron y otras 12 fueron trasladadas al hospital, tres de las cuales se encuentran en estado crítico.

Beth Downs, vocera del Northeast Georgia Health System, dijo que cinco personas murieron en la planta y una en la sala de emergencias.

 Las plantas avícolas dependen de sistemas de refrigeración que pueden incluir nitrógeno líquido.

Varias agencias federales, estatales y locales estaban investigando el incidente, incluida la Oficina del Sheriff del condado de Hall, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de EEUU, la Junta de Investigación de Riesgos y Seguridad Química de EEUU, y el Jefe de Bomberos del estado.

El vicepresidente de Recursos Humanos de Foundation Food Group, Nicholas Ancrum, calificó la fuga como un trágico accidente y dijo que los primeros indicios son que una línea de nitrógeno se rompió en la instalación.

Cuando se filtra al aire, el nitrógeno líquido se vaporiza en un gas inodoro que es capaz de desplazar el oxígeno. Eso significa que las fugas en espacios cerrados pueden volverse mortales al expulsar el aire respirable, según la Junta de Seguridad Química de EEUU.

Gainesville es el centro de la industria avícola de Georgia, que es la más grande del país. Miles de empleados trabajan en múltiples plantas de procesamiento en la ciudad y gran parte de la fuerza laboral, como en muchas plantas de procesamiento de carne en todo el país, es hispana.

 Las autoridades dijeron que 130 personas fueron llevadas para su evaluación.

Los trabajadores que habían huido de la planta estaban reunidos afuera cuando los bomberos respondieron a la fuga el jueves por la mañana, dijo el jefe de la división del Departamento de Bomberos del condado de Hall, Zach Brackett.

“Una vez que llegaron las unidades, encontraron un gran contingente de empleados que habían sido evacuados, junto con múltiples víctimas que estaban en esa multitud y que también estaban experimentando emergencias médicas alrededor de la instalación”, dijo Brackett.

Se cerró todo el camino de Memorial Park Drive desde Browns Bridge Road hasta Atlanta Highway. Se pidió a los automovilistas que evitaran el área y usaran rutas alternativas.

El portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Hall, Derreck Booth, dijo que los funcionarios estaban tratando de notificar a los familiares sobre el fallecido. No se dieron a conocer nombres. Ancrum dijo que el personal de mantenimiento, los supervisores y los gerentes se encontraban entre las víctimas.

 “Cada miembro del equipo es igualmente importante para nosotros, y nuestro corazón está con sus familias y comunidades que han sufrido una pérdida tan devastadora”, dijo Ancrum.

La policía de Gainesville dijo que estaban ayudando a los servicios de bomberos del condado de Hall con el control del tráfico.

El gobernador Brian Kemp emitió una declaración sobre el incidente, ofreciendo condolencias y asegurando que las agencias estatales estaban ayudando a la respuesta y las investigaciones locales.

“Me vino a la mente como el 11 de septiembre y lo caótico que fue”, dijo Jackie Reece.

Es algo que aquellos en esta comunidad nunca han visto, especialmente Jackie Reece, residente del condado de Hall. “Todos salieron gritando y llorando y hubo dos o tres que se cayeron al suelo”, dijo.

Reece describió la agitada escena después de una fuga de productos químicos en el edificio Foundation Food Group. “Simplemente colapsaron en el suelo”, dijo, además agregó que fue tomada por la valentía de los oficiales de emergencia durante el incidente.

 “Ellos arriesgaron su vida para salvar la vida de alguien y no pensaron en eso y aquí están luchando por la suya ahora”, dijo Reece.

“Espero lo mejor y me estoy preparando para lo peor”, dijo José Elías.

José Elías todavía está nervioso mientras espera noticias de su tío, también llamado José Elías, quien trabaja en mantenimiento dentro de la planta.

“Lo he llamado unas tres o cuatro veces”, dijo Elías.

Es una de las muchas familias que se apresuraron a ir a la planta después de enterarse de la fuga química.

“Es más frustrante porque he estado corriendo tratando de encontrarlo durante las últimas 2 horas y no he escuchado nada. Una persona te dice una cosa y otra te dice otra”, describió Elías.

Los empleados evacuados fueron llevados a una iglesia cercana hasta que fuera seguro regresar a la planta.

“Estoy tratando de ser optimista y me está destrozando porque era la persona más agradable que he conocido”, dijo Elías.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here