La gestión de Joe Biden eliminará las restricciones de viaje con México y Canadá a partir de noviembre para los visitantes completamente vacunados, con lo que reabrirá las puertas de Estados Unidos a turistas y familiares separados que han quedado fuera del país durante la pandemia.

Los viajeros extranjeros que presenten prueba de vacunación y busquen visitar a sus parientes, amigos o hacer compras en Estados Unidos tendrán permitida la entrada, dijeron altos funcionarios del gobierno el martes, semanas después de que la gestión indicó que pronto eliminaría una amplia restricción similar para los visitantes extranjeros procedentes de ultramar.

La eliminación de las prohibiciones marcará efectivamente la reapertura de Estados Unidos a los viajeros y al turismo, lo que indica una nueva fase en la recuperación de la pandemia después de que el país cerró sus fronteras terrestres por casi 19 meses.

Pero los nuevos requisitos también son señal de que Estados Unidos solo aceptará a los visitantes vacunados. Los viajeros no vacunados seguirán teniendo prohibido cruzar la frontera con México o Canadá, dijeron los funcionarios. Quienes siempre tuvieron permitido el cruce terrestre, entre ellos los choferes comerciales y los estudiantes, también deberán mostrar prueba de vacunación al cruzar a partir de enero, como una forma de permitirles ajustarse a las nuevas reglas, indicaron los funcionarios.

Las restricciones a los viajes, implementadas en marzo de 2020, solo aplicaban a los “viajeros no esenciales”: las personas que querían visitar a sus parientes o los compradores, de quienes las comunidades fronterizas dependen para obtener beneficios. Los políticos que representan a dichas comunidades han suplicado a la gestión de Biden que retire las restricciones de viaje para proveer alivio a los negocios en dificultades.

La senadora Kirsten Gillibrand, demócrata por Nueva York, dijo que las restricciones de viaje le habían costado al condado de Erie en su estado al menos 660 millones de dólares anuales.

“Esta reapertura será una noticia bienvenida para numerosos negocios, proveedores médicos, familias y seres queridos que dependen de los viajes en la frontera del norte”, dijo Gillibrand.

Los funcionarios no proporcionaron una fecha exacta para la eliminación de las restricciones de viaje. El anuncio llega más de dos meses después de que Canadá reabrió sus fronteras. México no ha cerrado su frontera norte durante la pandemia.

Quienes se presenten en la frontera con México o Canadá serán interrogados sobre su estatus de vacunación por los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza antes de que se les permita cruzar. Los oficiales pueden, según su criterio, hacer que los viajeros se sometan a una revisión secundaria para comprobar sus documentos, indicaron las autoridades.

Los autos cerca del cruce fronterizo de San Ysidro desde Tijuana México, en Agosto. Estados Unidos ha restringido la entrada por sus puertos terrestres desde marzo de 2020

Sin embargo, el presidente Biden seguirá empleando una política fronteriza distinta, implementada al principio de la pandemia, para negar el acceso a los migrantes que buscan protección u oportunidades económicas, política que ha sido criticada por un alto funcionario del departamento de Estado y los propios consultores médicos del gobierno.

La decisión sobre las fronteras terrestres se tomó en parte para que coincida con la reapertura a los viajeros extranjeros que visitan el país por aire, indicaron los funcionarios. Mientras que quienes viajan por aire tendrán que mostrar tanto prueba de vacunación como un examen de coronavirus con resultado negativo para ingresar a Estados Unidos, no habrá requisito de prueba negativa para los que crucen la frontera terrestre.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades consideran que las personas están completamente inoculadas dos semanas después de recibir una segunda dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech o Moderna, o una dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson.

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo el miércoles en una rueda de prensa que el despliegue de vacunación en México había incidido en la reapertura.

“Los promedios de vacunación en México, especialmente en la región norte, pero también en el resto del país, son muy elevados o son comparables con los que tienen en Estados Unidos”, dijo Ebrard. “La base de la movilidad global va a ser la vacunación”.

Las personas que han recibido vacunas para uso de emergencia identificadas por la Organización Mundial de la Salud, como AstraZeneca, también se considerarían completamente vacunadas, un estándar que, según un alto funcionario, probablemente se aplicaría a quienes cruzan la frontera terrestre. Los funcionarios agregaron que los CDC seguían debatiendo si podrían ingresar extranjeros que cruzaran desde Canadá o México con dos dosis de vacunas diferentes.

Muchos mexicanos han recibido vacunas que no tienen autorización de la OMS, como la Sputnik V, desarrollada en Rusia, o la CanSino de China. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el miércoles que insistiría ante la OMS para que las autorizara pronto.

La decisión de retirar las restricciones a los viajes aéreos ha sido bien recibida por líderes empresariales en el extranjero y en Estados Unidos. El gasto en viajes se redujo casi a la mitad, a unos 600.000 millones de dólares en 2020 respecto al año anterior, según la Asociación de Viajes de EE. UU., un grupo de la industria.

“Las comunidades fronterizas han estado paralizadas debido al cierre de puertos”, dijo en una entrevista la congresista Veronica Escobar, demócrata por Texas que representa un distrito fronterizo. “No solo sufrimos una devastación de salud más significativa en 2020, sino que la devastación económica ha sido más prolongada para nosotros debido al cierre de dichos puertos”.

La senadora Patty Murray, demócrata por Washington, dijo que eliminar las restricciones beneficiaría a comunidades que ella representa, como Point Roberts, que “dependen casi en su totalidad en los cruces transfronterizos para sostener su economía”.

No obstante, advirtió que luego de “meses de calamidad económica” causada en gran parte por el cierre fronterizo, habría que hacer más para garantizar que la comunidad se recupere completamente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here