De cara a las elecciones de la alcaldía de Nueva York los candidatos, Eric Adams y Curtis Sliwa, se enfrentaron este martes en el último debate para el puesto más importante de la ciudad.

El primer tema fue uno de los más preocupantes para los neoyorquinos en el 2021, la creciente delincuencia.

Aunque Adams es un expolicía que se ha mostrado un defensor de la uniformada, Sliwa no desaprovechó la oportunidad para acusarlo de conspirar con criminales y “asesinos” al reunirse con pandilleros para buscar una solución al tema de la violencia.

Adams, el claro favorito de la contienda, hizo un notable esfuerzo toda la noche por resistir las provocaciones del candidato con boina roja. Delineó un plan para combatir el crimen que incluye recuperar la unidad anticrimen del departamento de policía, añadir más policías y el uso efectivo del controversial ” Stop and Frisk”.

En la pregunta sobre las protestas de George Floyd el año pasado, Eric Adams recalcó la importancia de analizar los cargos de los policías que mostraron comportamiento indebido. Sliwa, por su parte, acusó a Adams de no hacer nada cuando se faltó al respeto a los policías. “Abandonaste a la policía”, dijo Sliwa a Adams. “Me opuse a la violencia. Tengo 35 años ininterrumpidos de servicio”, respondió el demócrata.

A pesar de su característico estoicismo, el demócrata Adams no gastó la oportunidad para comparar a Sliwa con un niño malcriado, así como denunciar sus transgresiones pasadas. En el tema de las escuelas, ambos candidatos se mostraron a favor de los programas para niños superdotados, algo que el alcalde saliente ha buscado eliminar, pero solo Adams apoyó los mandatos de vacunación para niños.

“He visto los cadáveres”, dijo Adams, sobre el impacto devastador del covid-19 en la ciudad de Nueva York. “Estoy abierto a opciones remotas para los niños, y a buscar opciones que la ley permita. Pero no podemos ir hacia atrás”, recalcó. Pero Sliwa, que ha demostrado sus impulsos más conservadores con el tema de las vacunas, arremetió contra los mandatos, diciendo que si él es el alcalde, contratará a todos los trabajadores municipales que fueron despedidos por la ciudad.

Cuando Sliwa le preguntó a Adams por qué no hablaba con el alcalde para revertir este mandato, Adams le dijo que “mostrara disciplina” y lo comparó con un niño. “Estás actuando como mi hijo cuando tenía 4 años”, dijo Adams, a lo que Sliwa respondió “¡Estás actuando como un robot, Eric!”.

 El momento más frío de Adams, quizá, fue cuando se le dijo qué pregunta haría a su oponente, a lo que respondió que no tenía nada que preguntarle. “No le voy a preguntar nada porque prefiero pasarla hablando con los neoyorquinos”, dijo. Además, Adams señaló el pasado turbio de Sliwa, acusándolo de mentir sobre un robo e incluso sobre sus finanzas para no tener que pagar manutención de los hijos.

Para Adams, la gran falla del alcalde de Blasio fue no enfrentar efectivamente el tema de la vivienda con respecto a las personas sin hogar. Su plan hace énfasis en los condados exteriores como Brooklyn y Queens, como el hogar adecuado para facilitar viviendas para los necesitados.

De igual manera, las viviendas “ilegales” en sótanos, que se vieron devastadas durante el paso de Ida, fueron un tema del debate. Adams mostró un lado más compasivo, prometiendo no desplazar a aquellas familias que viven en los espacios modificados, que son mayormente inmigrantes. Por su parte, Sliwa dijo que el problema eran los propietarios y prometió ir contra ellos.

Uno de los momentos más polémicos del debate fue cuando Sliwa dijo falsamente que el concejal Ydanis Rodríguez, demócrata de Washington Heights y originario de la República Dominicana, no era ciudadano estadounidense. El tema surgió cuando se les preguntó a los candidatos si permitirían que personas no ciudadanas con estatus legal (“green cards”) voten en las elecciones municipales. Adams respondió que sí deberían poder votar, aunque esa legislación le corresponde al estado y no a la ciudad. Sliwa, por su parte, se opuso a la idea y usó el caso del concejal Rodríguez como ejemplo de un inmigrante con “green card” que se rehúsa a solicitar la ciudadanía.

A esto, el concejal respondió en Twitter que él se hizo ciudadano estadounidense en el año 2000, ha votado en elecciones, y que los comentarios de Sliwa fueron “completamente ofensivos para todos los inmigrantes”.

“Curtis no debería asumir que no soy un ciudadano sólo porque tengo un acento marcado, raíces dominicanas y estoy luchando para restaurar el derecho de nuestros hermanos y hermanas inmigrantes a votar en las elecciones municipales”, dijo el concejal. “Mi familia de 13 hermanos y hermanas son todos ciudadanos y orgullosos inmigrantes que han votado en las elecciones durante años”.

A pesar de ser un debate con mucha hostilidad, los candidatos compartieron palabras amenas al final. Adams elogió el amor de Sliwa por los gatos y su defensa de los animales. Sliwa, por su parte, aplaudió el entusiasmo de Adams por el veganismo para promover un estilo de vida saludable.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here