Un menor de 13 años en El Bronx, un hispano de 16 en el mismo condado y otro adolescente de 19 años en Queens, fueron parte de las cuatro víctimas fatales por balaceras registradas el pasado fin de semana en la ciudad de Nueva York. Y este fue el sangriento preámbulo de la reunión que tuvo este lunes en la Casa Blanca el candidato demócrata a la Alcaldía de la Gran Manzana Eric Adams con el presidente Joe Biden, en la cual analizaron precisamente la crisis de la violencia con armas en el país, y en la ciudad de Nueva York donde se han reportado 931 víctimas en lo que va del año.

Sentado al centro de la mesa oval, Biden se refirió al inicio de la reunión a las medidas que su Administración ya ha tomado para combatir a los traficantes de armas que violan las políticas, lo que busca “detener el flujo de armas de fuego utilizadas para cometer delitos violentos”.

“La mayor parte de mi carrera he estado lidiando con este problema”, dijo el Presidente, en una clara referencia a su historial de luchar contra el crimen mediante el impulso de medidas legislativas cuando era senador, incluyendo duras leyes contra las drogas en las décadas de 1980 y 1990.

Y sobre la ayuda que el Gobierno federal le ofrecerá a las localidades para combatir este flagelo de la violencia con armas, Biden le dijo a los asistentes, entre ellos los alcaldes de Washington DC y San José, California, y los jefes policiales de Newark, Chicago, Delaware, Memphis, Tennessee y Wilmington, así como el fiscal general Merrick Garland, que pueden usar el sobrante de los fondos de estímulo económico contra el COVID-19 aprobados el pasado marzo y que fueron por casi $2 billones de dólares, para contratar más policías y pagar horas extras.

Y aunque Adams no hizo comentarios introductorios visibles públicamente, ni otros líderes locales invitados a la reunión, el candidato a la Alcaldía de la Gran Manzana habló tras salir de la Casa Blanca, asegurando que Biden sí había propuesto una fórmula nueva para combatir la crisis de las armas.

“El presidente está mandando un mensaje fuerte que este país, y ciudades como Nueva York, no permitirán que se haga normal el nivel de violencia, particularmente aquella con armas de fuego pequeñas, algo que se ha ignorado a nivel federal”, dijo Adams, en referencia a que la mayoría de las medidas tomadas hasta ahora son contra armas largas o rifles, usados más en masacres, como las de las escuelas.

“Él (Biden) está tomando, algo único por primera vez en este caso, un enfoque holístico, no solo pensando en el rol de la Policía, sino en la educación, el empleo, todos esos elementos que son críticos para combatir la violencia armada”, dijo Adams, agregando que a su vez, “el Presidente escuchó por parte de nosotros sobre cómo necesitamos usar a las agencias federales y estatales, para compartir mejor información, y así poder ir detrás de los peligrosos ofensores”.

El líder neoyorquino que en sus propuestas destacó su pedido de que se cree un grupo de trabajo especial contra las armas de fuego, algo igual a lo que se hizo después de los ataques terroristas del 11 de Septiembre, lo que ayudó a que el país fuera un lugar más seguro.

En la reunión Adams buscaba la oportunidad de contar sus planes para reducir las balaceras en la Gran Manzana, lo que fue uno de los temas centrales y prioritarios de su agenda de campaña.

Y es que el líder neoyorquino, quien se perfila a ser el próximo mandatario de la Gran Manzana por la amplia ventaja que tiene sobre su rival del Partido Republicano al tener Nueva York un electorado abrumadoramente demócrata, resaltó en la reunión su experiencia en la lucha contra el crimen, tras haber formado parte del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) por más de 20 años.

Entre tanto, al ser preguntado en su rueda de prensa este lunes qué pensaba de que no fue invitado a la reunión con Biden, el alcalde Bill de Blasio dijo: “Creo que la Casa Blanca reunió a un grupo de personas con las que querían hablar sobre este tema. Y creo que tiene sentido que Eric brinde una perspectiva particular con sus más de 20 años como oficial de policía. Entonces, creo que es genial que él esté allí, y quiero que escuchen su voz. Creo que tiene una perspectiva increíble sobre las cosas que tenemos que hacer en el futuro”.

Posición más moderada sobre la Policía

El domingo por la mañana Adams apareció en dos programas de entrevistas nacionales y discutió varios temas candentes, incluidas las armas y las protecciones legales para los agentes de policía.

Y al igual que lo hizo cuando era candidato, mostró una posición más moderada en cuestiones de justicia penal, hablando en contra del movimiento para desfinanciar a la Policía, al tiempo que describió una serie de esfuerzos de reforma policial, incluido el despido de policías “abusivos” dentro de los 90 días posteriores a los incidentes.

“No podemos ser tan idealistas que no seamos realistas”, dijo Adams en una clara referencia a los sectores más progresistas del partido, considerados socialistas, y que impulsan cortar más y más fondos a los presupuestos de las fuerzas policiales.

“Las ciudades están sufriendo en todo Estados Unidos y Nueva York personifica ese dolor”, dijo Adams, agregando que lo personifica por “las desigualdades, la violencia armada, la falta de cuidar a los trabajadores y obreros. Y lo hemos sentido durante tantos años y hemos permitido caer fuera de la administración Trump, en tener un alcance extralimitado en la filosofía y no en los problemas reales que enfrentan los neoyorquinos “.

Adams recalcó un mensaje para los demócratas de todo el país: “su victoria equivalió a un repudio de las facciones más izquierdistas del partido”.

Y al elogiar la posición que hasta ahora ha tenido Biden sobre la violencia armada a nivel nacional, agradeció al Presidente por su atención a la violencia en ciudades predominantemente negras, en lugar de buscar únicamente combatir el uso de rifles de asalto, que se utilizan en tiroteos masivos menos frecuentes. “Creo que esas prioridades, realmente estaban fuera de lugar, y es casi un insulto, pero hemos sido testigos en los últimos años”.

El actual presidente de Brooklyn, uno de los condados más golpeados por la violencia armada enfatizó: “Sabían que estaban lidiando con esta crisis real, y le tomó a este Presidente decir que es hora de que dejemos de ignorar lo que está sucediendo en el lado sur de Chicago, en los Brownsville, en los Atlanta de nuestro país”.

Balaceras se ‘disparan’ en NYC

La reunión en Washington estuvo antecedida por otro fin de semana violento en la ciudad de Nueva York, que desde lo que va del 2021 ya ha registrado al menos 803 tiroteos con 931 víctimas, entre heridos y muertos. Desde el pasado viernes y hasta el domingo se registraron 11 balaceras con 14 impactados, de ellos 4 fallecieron.

Y entre esos muertos en los cinco condados el pasado fin de semana se encuentran tres adolescentes, incluyendo un menor hispano.

Reportes del NYPD indican que la víctima más joven tenía 13 años, y quien falleció tras recibir un disparo el domingo alrededor de las 3 p.m. cuando se encontraba en una esquina en la calle 187 a tan solo una cuadra del zoológico de El Bronx. El fallecido, identificado como Jaryan Elliot, recibió varios impactos en el pecho y en una pierna por parte de un hombre que viajaba en un vehículo, y la Uniformada indicó que el suceso está relacionado con actividad de pandillas.

El otro menor muerto en el mismo condado fue el hispano Ramón Gil-Medrano, de 16 años, y quien recibió un disparo mientras iba en la parte trasera de un vehículo alrededor de las 11:30 p.m., cuando dos hombres que usaban scooters abrieron fuego contra un taxista en el vecindario de Mount Hope. El NYPD también indicó que este suceso era de pandillas.

Y un tercer adolescente de 19 años también falleció por un impacto de bala en el sector de St. Albans, en Queens, casi a la medianoche del domingo, aunque la Policía no reveló su identidad y no ofreció más detalles del fatal incidente.

Además de estos tres jovencitos, durante el fin de semana se registraron otros tiroteos que dejaron varios heridos, incluyendo tres hombres en Brooklyn, de 33, 50 y 58 años, que fueron heridos durante una discusión en las afueras de una bodega, el domingo alrededor de la 1 p.m.

Otra balacera en la avenida Jerome en El Bronx dejó un hombre de 30 años y una mujer de 32 baleados, y otro impactado se registró en Queens, esta vez un hombre de 41 años.

Estos tiroteos se producen a pocos días después de que el gobernador Andrew Cuomo declarara el estado de emergencia debido a la violencia con armas de fuego.

Violencia armas:

A nivel nacional

  • 360 balaceras tan solo el pasado fin de semana.
  • 125 muertos dejaron esas balaceras.

En NYC

  • 11 balaceras tan solo el pasado fin de semana.
  • 14 víctimas, entre heridos y fallecidos, dejaron esas balaceras.

Balaceras en NYC en el 2021:

  • 803 tiroteos en toda la ciudad desde enero hasta el 10 de julio
  • 931 víctimas, incluyendo heridos y muertos, han dejado esas balaceras.
  • 623 incidentes se registraron el mismo periodo el año pasado.
  • 762 víctimas dejaron esos tiroteos hasta el 10 de julio del 2020.
  • 32% de aumento de balaceras al comparar el 2020 con el 2021.
  • 361 arrestos por armas de fuego realizó el NYPD tan solo en junio.
  • 99.4% de aumento comparado con junio del 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here