Momentos de máxima tensión se vivieron en el Parken Stadion de Copenhague durante el duelo entre Dinamarca y Finlandia, correspondiente a la primera fecha del Grupo B de la Eurocopa. El futbolista Christian Eriksen se desplomó en pleno partido y perdió el conocimiento, lo que obligó a detener el partido y darle ingreso a los médicos para reanimarlo. Después de momentos de mucho dramatismo, la UEFA suspendió momentáneamente el encuentro y se supo que el jugador “está despierto y debe someterse a más exámenes”, según comunicó la Federación Danesa de Fútbol (DBU).

Corría el minuto 41 cuando Eriksen, la gran figura del conjunto danés, iba a recibir un saque de manos de uno de sus compañeros sobre el costado izquierdo. Cuando el balón llegó a sus pies, se desmayó sobre el césped. Fueron segundos de desconcierto hasta que todos a su alrededor tomaron dimensión de lo que sucedió y se generó una extrema preocupación.

Por orden del árbitro inglés Anthony Taylor, rápidamente ingresaron los médicos para asistirlo y comenzaron directamente con una reanimación cardiopulmonar (RCP), lo que dio cuenta de la gravedad del caso. Thomas Delaney pidió al resto de los jugadores de Dinamarca que se posicionaron junto a él por delante de Eriksen y los médicos para cubrir una de las imágenes más impactantes que se han visto últimamente.

 El mediocampista ofensivo de 29 años, quien milita en el Inter de Milán y en la última campaña fue campeón de la Serie A con Antonio Conte, afortunadamente recobró el pulso cardíaco y fue retirado del campo de juego con respiración asistida, en camilla y cubierto con mantas blancas para que no se vean las escenas que conmocionaron al mundo.

Sabrina Kvist Jensen, esposa de Eriksen, abrazada por Simon Kjaer y Kasper Schmeichel en el campo de juego

Al ver lo preocupante que era la situación, la familia de Christian Eriksen invadió el campo de juego. Simon Kjaer y Kasper Schmeichel, compañeros del ex mediocampista del Tottenham, abrazaron a Sabrina Kvist Jensen, la esposa de Eriksen, que ingresó al césped entre lágrimas. Inmediatamente después, Finlandia se marchó a los vestuarios y los hinchas daneses aplaudieron la decisión.

 La UEFA comunicó inmediatamente a través de sus redes sociales que el partido en Copenhagen iba a ser “suspendido por emergencia médica”. Ya cuando el campo de juego quedó vacío, la voz de estadio del Parken Stadion de Copenhague volvió a confirmar la suspensión al público en las gradas.

Tiempo después de la cancelación, desde la Federación Danesa de Fútbol (DBU) llevaron tranquilidad sobre el estado de salud de la figura danesa: “Eriksen está despierto y su estado permanece estable. Permanece hospitalizado en Rigshospitalet para que le realicen más exámenes.”

Una vez que se supo que Eriksen se encontraba bien, la propia UEFA avisó que el partido iba a reanudarse por solicitud de ambas selecciones: “A petición de los jugadores de ambos equipos, la UEFA ha acordado reiniciar el partido entre Dinamarca y Finlandia esta noche a las 20:30 CET (TBC). Se jugarán los últimos cuatro minutos de la primera mitad, luego habrá un descanso de 5 minutos en el medio tiempo seguido de la segunda mitad. La UEFA desea a Christian Eriksen una recuperación rápida y completa y desea agradecer a ambos equipos su actitud ejemplar.”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here