El avión del canciller aleman, Olaf Scholz, cruzó el Polo Norte durante un viaje de regreso desde Japón. La aeronave tomo esa ruta para evitar el espacio aéreo ruso debido a las medidas restrictivas mutuas impuestas entre Occidente y Moscú tras el inicio del operativo militar en Ucrania.

En total, el Airbus A350 Kurt Schumacher tardó más de 13 horas en llegar al aeropuerto de Berlín-Brandeburgo desde Tokio, según los datos del portal RadarBox. La aeronave despegó en dirección a Alaska, luego giró al occidente y entró en el espacio aéreo de Noruega 11,5 horas después. Scholz tardó 1 hora y 20 minutos más en el viaje en comparación con la ruta habitual que atraviesa el territorio chino y luego ruso, señala Der Spiegel.

Durante su viaje a Tokio, el A350 del jefe del Ejecutivo alemán también se mantuvo al margen del espacio aéreo ruso y ucraniano, pasando por Polonia, Rumanía, Georgia, Azerbaiyán, Kazajistán, China y otros países. El medio señala que Scholz estuvo de visita solo unas 20 horas, menos que el tiempo total de los vuelos de ida y vuelta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here