Dos partidos jugados de forma simultánea definían este sábado el título de La Liga, el Atlético de Madrid se impuso por 2-1 al Valladolid en el Estadio José Zorrilla y se consagró campeón de La Liga española. Con goles de Ángel Correa y Luis Suárez, el equipo del Cholo Simeone remontó el partido y logró alzar este trofeo tras siete años.

El Atlético salió a jugar con ese clásico 3-5-2 que tanto empleó Simeone esta temporada, con el argentino Ángel Correa y el uruguayo Luis Suárez en el ataque, quienes luego marcarían los goles del triunfo. Se encontró en el arranque con un Valladolid con intención de intentar robar el balón en zonas peligrosas a partir de un bloque medio. El partido inició con mucho juego en el centro del campo, ambos equipos salieron a disputar el encuentro con mucha intensidad.

Un remate de Toni Villa desde la frontal probó la resistencia de Jan Oblak, mientras el Atleti intenta progresar con balones en largo para lastimar a la defensa adelantada del rival. Pero fue el cuadro local el que logró la apertura del marcador: un saque de esquina del Atlético terminó en un contraataque letal y una gran definición de Óscar Plano para establecer el 1-0 en el minuto 17.

Al cuadro rojiblanco no le quedó más alternativa que salir a remontar para seguir dependiendo de sí mismo para ser campeón de Liga. Apretó en la recta final de la primera mitad y tuvo chances de anotar con un cabezazo de Josema Giménez detenido por Masip y un tiro cruzado de Suárez que se fue ancho. Pero el Valladolid, con el resultado a su favor, se encerró en su campo y le controló la etapa inicial ante un Atlético Madrid dominado por la ansiedad y el nerviosismo

 Los de Colchoneros salieron mucho mejor a disputar la segunda mitad y buscaron desde los primeros minutos atacar al rival. Su premio llegó en el minuto 57, cuando Ángel Correa hizo una gran jugada individual en la frontal del área y pateó con la punta del pie para poner el balón pegado al poste derecho, donde no pudo llegar Masip. Ya el empate era importante pero el Cholo mandó a la cancha a João Félix y Renan Lodi para buscar el triunfo, más allá del resultado del Real Madrid ante Villarreal.

Y 10 minutos después del primer gol, llegó el segundo, lo que dejó al Atlético de Madrid al borde de ser campeón: un error de Sergi Guardiola con un pase atrás dejó a Luis Suárez solo ante el arquero y no falló, puso la pelota pegada al poste derecho para sellar el 2-1 a favor de su equipo. Fue su anotación número 21 en el certamen, todas muy importantes para pelear en lo más alto

 El pitazo final anunció la consagración del Atlético Madrid, quien logró el octavo trofeo en la etapa del Cholo Simeone: dos Ligas españolas, dos Europa League, dos Supercopas de Europa, una Supercopa de España y una Copa del Rey.

 Fue una temporada en la que el equipo de la capital española quedó eliminado de la Champions League en octavos de final a manos del Chelsea y cayó de manera sorpresiva en la segunda ronda de la Copa del Rey contra el U. E. Cornellà F. C., pero eso no evitó su gran festejo por delante del Real Madrid y el Barcelona en la liga. Desde que Simeone llegó al equipo en 2011, nunca terminó fuera del podio en La Liga y hasta fue subcampeón de la Champions League en dos oportunidades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here