América Latina y el Caribe debe avanzar con urgencia en inclusión y transformación digital, sobre la base de la integración regional y la cooperación internacional, para enfrentar la crisis derivada de la pandemia del COVID-19 y alcanzar un desarrollo con igualdad y sostenibilidad ambiental.

Esta urgencia fue puesta de manifiesto este lunes en la inauguración de la VII Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe, organizada por la CEPAL y el Gobierno de Ecuador, y que se celebra hasta el jueves 26 de noviembre de forma virtual.

“Hoy ninguna sociedad puede alcanzar el desarrollo si está al margen de la tecnología digital, por eso debe estar al alcance de todos, sin exclusión de ningún tipo. Nadie puede quedarse atrás”, dijo el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en un mensaje transmitido durante la ceremonia de apertura.

“Celebro este encuentro entre ministros de la región porque todos seremos beneficiados. Juntos podemos definir y fortalecer las políticas regionales, que sean democráticas, que sean incluyentes. Millones de personas lo agradecerán”, sostuvo el mandatario, cuyo país recibe por dos años la Presidencia de la Conferencia Ministerial.

Durante su intervención, la secretaria ejecutiva de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señaló que “la actual coyuntura, marcada por una profunda crisis desatada por la pandemia del COVID-19, ha puesto de manifiesto la relevancia de las tecnologías digitales y cómo su uso ha sido esencial para el funcionamiento de la economía y la sociedad”.

Alicia Bárcena recordó que, no obstante, todavía hay un tercio de la población de América Latina y el Caribe sin acceso a Internet.

Andrés Michelena, ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Ecuador, alertó por su parte sobre “la posibilidad real y potencialmente trágica de que esta crisis arruine una generación de latinoamericanos”.

“Esta cita continental nos plantea un enorme desafío: pasar del dicho al hecho. Sin recursos públicos y privados, y sin el apalancamiento financiero de los organismos multilaterales y regionales, el camino será duro y difícil”, indicó.

Por eso, dijo que Ecuador propone crear un fondo latinoamericano de despliegue rural de infraestructura de telecomunicaciones, con al menos el 1% del PIB de cada país cooperante, para reducir la brecha digital.

 Conectividad es equidad

Karen Abudinen, ministra de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Colombia, también resaltó la importancia de la conectividad y la transformación digital al dar a conocer algunas de las principales iniciativas llevadas a cabo por su país en materia de inclusión digital.

“Conectividad es equidad”, remarcó. “Estamos orgullosos de poder entregar esta presidencia a Ecuador”, agregó Abudinen, quien manifestó su seguridad de que este país llevará una agenda clara para poder seguir avanzando y progresando en equidad digital.

En una presentación titulada “Tecnologías digitales para un nuevo futuro”, realizada tras la ceremonia de inauguración, Alicia Bárcena reveló que en la región hay más de 40 millones de hogares no conectados y la mitad se ubican en los dos quintiles más pobres.

Datos del Observatorio Regional de Banda Ancha de la citada Comisión de la ONU indican que 77% de los hogares rurales no está conectado, al igual que 42% de los menores de 25 años y 54% de los mayores de 66 años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here