El presidente Guillermo Lasso rindió homenaje este martes a los próceres del “Primer Grito de Independencia” en Ecuador, un evento que abrió el proceso independentista en toda América Latina hace dos siglos.

Aunque la jornada festiva laboral fue trasladada al lunes, este martes la actividad gubernamental giraba alrededor de los actos con motivo de esa fecha patria, con homenajes a los próceres por separado de las principales autoridades del país en la Plaza Grande, a los pies del Palacio presidencial de Carondelet.

Allí se ubica una columna monumental que recuerda a los líderes que el 10 de agosto de 1809 depusieron a la autoridad colonial en la Real Audiencia de Quito y crearon una junta de gobierno autónoma, episodio que más adelante dio a la capital ecuatoriana el nombre de “Luz de América”.

Una tras otra, a los acordes del himno nacional y minutos de silencio, fueron rindiendo homenaje las distintas autoridades, hasta llegar al presidente de la República, quien depositó su ofrenda a los pies del monumento.

Escoltado por altos mandos, el mandatario escuchó el himno nacional, guardó un minuto de silencio y presento su ofrenda floral.

Más adelante en esta jornada participará también en un acto militar en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro.

Lasso llegó a la presidencia el pasado 24 de agosto por lo que se trata de la primera vez que encabeza este acto y lo hace a poco de cumplir sus primeros cien días de Gobierno como máximo jefe de la República, el próximo 31 de agosto.

Como principales retos del país se ha encontrado el de acelerar la vacunación, con la promesa de completar nueve millones de inoculados hasta fin de mes, y una economía en serios problemas por la crisis que comenzó en 2019 y se agravó en 2020 con la pandemia.

Por el momento, su plan de vacunación avanza satisfactoriamente con 3,42 millones de ecuatorianos totalmente inoculados, y otros 6,5 millones con la primera dosis, con corte al último domingo.

En materia económica, el nuevo Gobierno ha comenzado un proceso de reformas destinado a incrementar la productividad y competitividad, que ya se topa con la oposición de algunos grupos sociales y sindicatos que le exigen anular algunos decretos del anterior mandatario Lenín Moreno que condujeron a un alza de los combustibles y despidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here