Un templo megalítico con al menos 3,000 años de antigüedad que servía para escenificar rituales de culto al agua fue descubierto por un grupo de arqueólogos de Perú.

El director del museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, dijo que el hallazgo se dio en una zona donde se unen dos ríos, lugar que es conocido como ‘tinkuy’, ubicado en la huaca (santuario) El Toro, en Oyotún, distrito de la región Lambayeque, a unos 800 km al norte de Lima.
Esta zona era considerada como espacio sagrado por las culturas antiguas de Perú.

“Es un templo para rendir culto al agua, pues en la parte delantera hay un altar con hoyos, que eran altares vinculados al culto al agua”, explicó Alva una agencia peruana.

Señales de petroglifos también se encuentran en templo, el cual es la única estructura megalítica que existe en la región.

En este lugar además se encontraron 21 tumbas, en la que habían piezas de cerámica, cuchillos y tupus (adornos usados por las mujeres incas) y anillos de cobre.

El templo mide 40 metros de ancho por 56 metros de largo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here