Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 227 muertos y decenas de heridos.

Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay “cientos de heridos y desaparecidos”.

Del total de fallecidos, 158 se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

 Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo se ubicó unos 12 kilómetros al noreste de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

 Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie ha quedado incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

 Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación del país por el sismo es “dramática” y añadió que este había provocado “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes.

 En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

 Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro.

 La situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

 “Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

 El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

 Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que franjas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de la mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here