El alcalde Bill de Blasio anunció el jueves que las empresas podrán reabrir a plena capacidad el 1 de julio, poniendo fin a las restricciones de cierre que han estado vigentes durante más de un año.

“Estamos listos para traer de regreso a la Ciudad de Nueva York por completo el 1 de julio, todos los sistemas funcionan, porque usted se lo ha ganado”, dijo de Blasio. “Este será el verano de la ciudad de Nueva York”.

 Pero, como de costumbre, el gobernador Andrew Cuomo tenía más que decir.

“No quiero esperar tanto”, dijo Cuomo cuando se le preguntó sobre el plan. Aún así, el gobernador no dijo cuándo vendría una reapertura completa, lo que sugiere que los funcionarios deben continuar examinando los datos.

 Cuomo también comparó la respuesta pandémica con una guerra.

 “Lo vemos todos los días”, dijo Cuomo. “A medida que el enemigo se mueve, nosotros nos movemos”

La ciudad ha ido suavizando gradualmente las restricciones a las empresas durante meses. El toque de queda de medianoche para los restaurantes terminará el 17 de mayo para las comidas al aire libre y el 31 de mayo para las comidas en el interior. De manera similar, las oficinas, estadios y otras instalaciones verán aumentados sus límites de capacidad en mayo.

 Los restaurantes, sin embargo, continúan operando al 50 por ciento de su capacidad en la ciudad y al 75 por ciento en el resto del estado.

De Blasio ha mostrado un afán por volver a la normalidad de otras formas. En marzo, su administración ordenó que los empleados municipales regresaran a sus oficinas físicas el 3 de mayo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here