Miles de policías, familiares y amigos del joven Brian Mulkeen se reunieron este viernes en una pequeña ciudad en el norte delestado de Nueva York, para despedirse del oficial asesinado mientras intentaba arrestar a un hombre armado en el Bronx, el pasado domingo pasado.

Durante el sepelio los amigos y familiares del oficial Brian Mulkeen manifestaron que quienes lo conocieron se enamoraron de èl al instante por su simpatía y la pasión con la ejercía su trabajo.

Este joven podría haber hecho cualquier cosa con su vida, sin embargo eligió proteger y servir a nuestra ciudad. Por eso, estaremos eternamente agradecidos. Descansa en Paz Mulkeen.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here