Si bien los estados vecinos de Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania cumplen los criterios para figurar en la lista de cuarenta impulsada por Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo ha dejado en claro que no es práctico incluirlos; sin embargo, estaría considerando urgir a los residentes a evitar los “viajes no esenciales”. 

Cuomo dijo el martes que no agregará a Nueva Jersey y Connecticut en la lista de cuarentena de Nueva York debido al hecho de que sería devastador para la economía, pero estaría trabajando con los gobernadores de esos estados para explorar soluciones y ayudar a controlar la tasa de infección. También ha dicho que las “interconexiones” entre esos estados harían que el control fronterizo sea prácticamente imposible y “perjudicial” para la economía.

Según Cuomo, el coronavirus es ahora la tercera causa principal de muerte en el país, pues ha matado a más estadounidenses que los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades respiratorias, el Alzheimer, diabetes o una enfermedad renal.

Un total de 43 estados de la nación cumplen los criterios de la lista de avisos de viajes de Nueva York, que se basan en la métrica de 10 casos por cada 100,000 habitantes en un promedio móvil de siete días. 

Connecticut todavía tiene una tasa de infección de menos del dos por ciento, a la vez que Nueva Jersey está por debajo del tres por ciento, pero ambos cumplen con la métrica de 10 casos por cada 100,000 habitantes durante un promedio móvil de siete días. Connecticut registra 11 casos  y Nueva Jersey un poco más de 10 por cada 100, 000 habitantes. 

Cuomo dijo que el martes se reunirá con los gobernadores para determinar cómo Nueva York puede ayudarlos.

“No hay una forma práctica de poner en cuarentena en Nueva York a aquellos que visitan Nueva Jersey y Connecticut”, dijo Cuomo. “Tendría un efecto desastroso en la economía”, afirmó. 

Además, dijo, la única forma de hacer cumplir la cuarentena es en los aeropuertos y estaciones de tren, pero en Connecticut, Nueva Jersey y Pensilvania “no se llega en avión, se conduce a través de cientos de rutas diferentes”.

Cuomo dijo que discutirá el  acuerdo con los gobernadores en la conferencia de prensa del miércoles.

Las tasa de infección de Nueva York en las zonas rojas fue del 2,9 por ciento hasta el martes; la tasa de infección en todo el estado sin el sobremuestreo de las zonas rojas fue de 1.2 por ciento, y teniendo en cuenta las zonas rojas, la tasa de positividad total en todo el estado fue de 1.3 por ciento, dijo Cuomo. 

Un total de 12 personas murieron en las últimas 24 horas, con 942 hospitalizadas, 194 en la unidad de cuidados intensivos y 99 entubaciones. La tasa de infección de Long Island se situó en .9 por ciento el martes, afirmó. 

Cuomo dijo que la tasa de infección de Nueva York es una de las más bajas del país pese al repunte en algunas zonas.

El mandatario dijo que los cierres de las zonas críticas fue “políticamente difícil”, pero necesario para contener la enfermedad. Ahora, el próximo capítulo será la implementación de un programa de administración de vacunas, indicó. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here