Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha anunciado una situación alarmante: Una nueva ola de detenciones e interrogatorios de mujeres periodistas se ha desatado desde los primeros días de agosto en Irán, considerado, el país más peligroso para las mujeres que se dedican al periodismo.

De acuerdo con reporteros la República Islámica “es ya la mayor prisión del mundo para las mujeres periodistas”, con un total de diez detenidas en la actualidad.

“Irán, que ya era uno de los cinco mayores carceleros de periodistas del mundo, se ha convertido en el país con más mujeres detenidas en relación con sus actividades periodísticas, por encima de cualquier otro”, expresó a través de un comunicado de prensa, Reza Moini, jefe de la oficina para Irán y Afganistán de Reporteros Sin Fronteras.

El relator especial de la ONU de los derechos humanos en Irán, llamó a que se investiguen a “la máxima urgencia” los casos de las periodistas detenidas en Irán, que sean liberadas y que la situación de libertad de expresión sea aborda lo antes posible.

Noushin Jafari, Marzieh Amiri, Assal Mohammadi, Sanaz Allahyari, Farangis Mazloom, Hengameh Shahid, Sepideh Moradi, Avisha Jalaledin, Shima Entesari y Narges Mohammadi son las 10 mujeres que guardan prisión en Irán por el simple hecho de ejercer su trabajo.

De acuerdo con un informe de Reporteros Sin Fronteras, Irán ocupa el puesto 170, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here