Coronavirus, niños, Centroamérica

0
34

La OMS pide estar en alerta ante el síndrome inflamatorio en niños posiblemente relacionado con el coronavirus. Las pandillas en Centroamérica aprovechan el confinamiento para reforzar su control. Primeros casos de COVID19 en los campamentos de refugiados rohinyás.

La OMS pide estar en alerta ante el síndrome inflamatorio en niños posiblemente relacionado con el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud ha pedido a los Gobiernos y médicos de todo el mundo que estén en alerta ante los casos en niños del síndrome de inflamación multisistémico que podrían estar relacionado con el coronavirus.

Algunos niños que han sufrido este síndrome han dado positivo al COVID19, pero otros no, por lo que la OMS pide más información. Aunque la Organización cree que es algo “muy poco frecuente”, están apareciendo casos en países como Estados Unidos e Italia desde que se lanzó una alerta que ha permitido reconocer los síntomas.  

La OMS considera urgente recopilar información “sistemáticamente”. Para ello, la Organización ha desarrollado una definición preliminar de casos y ha publicado un formulario para que médicos de todo el mundo envíen información.

El director general de la OMS, el doctor Tedros, solicitó colaboración internacional: “Pido a los médicos en todo el mundo que trabajen con las autoridades nacionales y la OMS para estar alerta y entender mejor este síndrome en niños.”

El doctor Mike Ryan explicó que, para poder desarrollar tratamientos, tienen que entender si el síndrome es consecuencia directa del virus o si es una respuesta del sistema inmunológico.

En la rueda de prensa participó el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, para presentar una plataforma para compartir datos y propiedad intelectual que ayudará a que las nuevas vacunas y tratamientos sean más accesibles.

Las pandillas en Centroamérica aprovechan el confinamiento para reforzar su control

© UNHCR/Diana Diaz

Los desplazados por la violencia en Centroamérica denuncian que los grupos criminales están aprovechando el confinamiento para fortalecer su control de las comunidades.

Unas 720.000 personas han huido de la violencia en la región en el último año. Hoy, decenas de miles de personas en Honduras, El Salvador y Guatemala se enfrentan a las restricciones por la pandemia y a una escalada de la violencia y la inseguridad por parte de las pandillas.

 “Esto incluye un incremento de las extorsiones, el tráfico de drogas y la violencia sexual y de género, y el uso de las desapariciones forzosas, asesinatos y amenazas de muerte contra aquellos que no obedecen”, explicó Andrej Mahecic, el portavoz de ACNUR.

Las restricciones de movimiento hacen que obtener ayuda y protección sea más difícil para aquellos que tienen que huir para salvar su vida.

Primeros casos de coronavirus en los campamentos de refugiados rohinyás

UNICEF

En Bangladesh, tras la confirmación del primer caso de coronavirus en uno de los campos de refugiados rohinyás, las agencias de la ONU han anunciado medidas adicionales de respuesta y han pedido más fondos para evitar que se propague la enfermedad.

El Gobierno del país ha confirmado que un refugiado rohinyá del campo de Kutupalong y un vecino de una comunidad cercana han dado positivo.

El portavoz de ACNUR asegura que “preocupa seriamente” el impacto potencial del virus en los campamentos que acogen a unos 860.000 refugiados rohinyás. Otros 400.000 bangladesíes viven en las comunidades vecinas.

“Estas poblaciones están consideradas entre las que tienen más riesgo en el mundo frente a esta pandemia. No se debe ahorrar ningún esfuerzo si se quieren evitar más muertes en estos sitios sobrepoblados con acceso limitado a infraestructuras de salud, agua y saneamiento”, detalló Mahecic.

Miles de niños, sin vacunas en la RD Congo

OMS

Miles de niños se quedaron sin vacunar en los dos primeros meses del año en la República Democrática del Congo. La situación puede empeorar todavía más por la llegada del coronavirus.

UNICEF atribuye la disminución de vacunaciones a principios de año a la falta de existencias y la escasa cobertura de inmunización.  

Las cifras, asegura la agencia, son “alarmantes”. Unos 87.000 niños no han recibido la vacuna de la polio; casi 75.000 se han quedado sin una dosis contra el tétanos, difteria, tosferina y hepatitis B; más de 100.000 no han sido vacunados contra la fiebre amarilla y 85.000 no están inmunizados contra el sarampión.

El coronavirus solo hará empeorar la situación. Los trabajadores de la salud no tienen equipos de protección y los padres son reacios a vacunar a sus hijos por miedo a que se contagien del COVID19.

“Esto es particularmente alarmante en un país donde solo un tercio de los niños de entre 12 y 23 meses han recibido todas las vacunas antes de su primer cumpleaños. La RDC podría ver más casos de polio y resurgir las epidemias de sarampión y fiebre amarilla”, explicó Marixie Mercado, la portavoz de UNICEF.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here