En Latinoamérica, el coronavirus ha causado un gran impacto, en su economía, decesos lamentables, delincuencia entre otros tantos desde su surgimiento hasta el día de hoy.

Voz Hispana te describe algunos de estos efectos.

El Secretario General de las Naciones Unidas afirmó este martes que la crisis generada por la pandemia de COVID-19 está teniendo efectos devastadores debido a las fallas pasadas y presentes del mundo en materia de desarrollo. “Hoy no voy a decirles que todo está bien. (…) Necesitamos ser honestos”, reclamó a los participantes en el segmento ministerial del Foro Político de Alto Nivel que revisa los avances hacia las metas de la Agenda 2030.

António Guterres consideró que los países todavía no están tomando en serio los Objetivos de Desarrollo Sostenible y citó, por ejemplo, la falta de solidaridad y de cooperación internacional efectiva.

La desigualdad estructural en México

Mientras la pandemia de COVID-19 amenaza con hacer retroceder a nivel mundial muchos de los logros que se habían alcanzado en algunos aspectos del desarrollo humano, México está particularmente vulnerable a los efectos de la crisis por sus altos niveles de desigualdad, advierte un informe «Desarrollo humano y Covid-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible» publicado este martes por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El informe destaca que de manera similar a lo que ocurre con los efectos del cambio climático en las economías y las sociedades, las condiciones preexistentes de desigualdad moldean la intensidad de los posibles impactos ocasionados por el COVID-19: No todos los individuos serán afectados de la misma manera, al mismo tiempo y con la misma severidad, y no todos podrán recuperarse con la misma velocidad.

En este sentido, un elemento determinante para el alcance de las afectaciones de la crisis provocada por la COVID-19, es la capacidad de los individuos en el uso y acceso a la tecnología, misma que a su vez se encuentra constreñida por la dinámica de la desigualdad.

En Colombia la paz es otra víctima de la pandemia de COVID-19

Los grupos armados ilegales y las organizaciones criminales en Colombia están aprovechando la pandemia para expandir su control territorial, aumentando el sufrimiento de las comunidades y las personas, asegura un nuevo informe del Secretario General sobre el país presentado este martes al Consejo de Seguridad.

“Pese al compromiso y las medidas implementadas por el Gobierno y autoridades del Estado, el número de excombatientes asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz sobrepasó los 200, llegando a 210. La violencia contra quienes dejaron las armas en el contexto del Acuerdo, y contra quienes defienden los derechos humanos y los derechos de las comunidades devastadas por el conflicto, sigue siendo la amenaza más grave para la construcción de paz en Colombia”, aseguró el representante de la Misión de la ONU en Colombia.

Carlos Ruiz Massieu aseguró que la inseguridad que enfrentan los excombatientes, las comunidades, los defensores de derechos humanos y los líderes sociales continúa siendo la mayor preocupación de las Naciones Unidas en el país, y que la pandemia no la ha detenido.

El COVID provocará un gran movimiento migratorio en Centroamérica

El deterioro de las economías en Centroamérica está provocando más violencia y falta de servicios básicos y generará grandes movimientos migratorios una vez que los países reabran sus fronteras.

La agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, alerta de que el cierre de las fronteras deja a la gente con menos opciones de protección ante la violencia y la pobreza.

Un informe de la oficina de coordinación humanitaria asegura que en El Salvador más personas están muriendo en casa por COVID-19 y otras causas sin recibir ayuda médica porque los servicios de atención primaria están suspendidos. Según las cifras de las ONG que recoge el informe las muertes por problemas metabólicos, respiratorios y de corazón se han multiplicado por cuatro comparado con la primera mitad de 2019.

En Guatemala, las ONG indican que las personas que necesitan ayuda para comer en el Corredor Seco han aumentado un 103% respecto a 2019. La inseguridad alimentaria grave ha crecido casi un 300%. Se estima que más de un millón de personas necesita ayuda alimentaria en esa zona.

Es muy importante que América Latina participe en los ensayos clínicos para la vacuna del coronavirus

Pese a que la consecución de una vacuna para el coronavirus esta todavía lejana, y vista la colaboración sin precedentes entre Gobiernos, científicos y diversas alianzas mundiales en su búsqueda, la directora de la Organización Panamericana de la Salud destacó este martes la importancia de que América Latina y el Caribe se una a los ensayos clínicos para conseguirla.

Sin embargo, Carissa Etienne aclaró durante la sesión informativa semanal sobre la pandemia del COVID-19 que “sólo debe participar si se hace correctamente con la adopción de medidas reglamentarias técnicas y éticas adecuadas”.

“Hoy en día, hay más de 150 candidaturas de vacunas en preparación, de las que más de 20 ya se están probando en voluntarios con la participación de países de nuestra región como los Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina”, afirmó Etienne.

También explicó que la consecución de este objetivo cuenta además con el Fondo Rotatorio de la Organización y que desempeña un papel estratégico en el acceso a la vacuna para el COVID-19.

“Esto es exclusivo en las Américas, que es la única región con un mecanismo compartido para la compra y entrega de vacunas”.

La máxima responsable de la Organización explicó que más de 41 países o territorios de la región ha usado este mecanismo para comprar vacunas para sus programas nacionales de inmunización

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here