Coronavirus, América Latina, cambio climático, pobreza

0
68

Los países de América Latina aún tienen tiempo para evitar “brotes masivos” de coronavirus si toman las medidas apropiadas.  La pandemia  hará que las emisiones de dióxido de carbono bajen un 6% este año, pero esto es algo temporal que no hará desaparecer el cambio climático.  El confinamiento está teniendo “efectos devastadores” entre los más vulnerables y  más de 500 millones de personas pueden caer en la pobreza alerta un relator. 

América Latina aún puede evitar “brotes masivos” de coronavirus  

La Organización Mundial de la Salud considera que los países de América Latina todavía tienen tiempo para suprimir el coronavirus y evitar que haya “brotes masivos”.  

La doctora María Van Kerkhove, responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS, ha explicado que le preocupa el aumento de contagios en países de Centro y Sudamérica.  

“Una vez que tiene la oportunidad de entrar, lo hace muy rápido“, dijo y advirtió que tiene el virus tiene la capacidad de duplicar los casos en dos o tres días. Por eso, insiste en la importancia de tomar las medidas ahora, capacitar a los laboratorios para poder analizar los casos y asegurar los recursos para identificar los contagios. 

Las medidas de confinamiento dan tiempo, pero hay que usarlo inteligentemente.  “Vemos una tendencia al alza en número de casos, pero sigue habiendo una oportunidad para suprimir la transmisión y asegurarnos de que no hay brotes masivos”. 

En cuanto a la situación en los países afectados al principio de la epidemia en Asia y Europa, el doctor Tedros advirtió que “las pruebas preliminares sugieren que la mayoría de la población del mundo sigue siendo susceptible” a contagiarse, lo que significa que las epidemias pueden volver a encenderse fácilmente”. 

 Preguntados por si la Organización debería haber hablado de pandemia antes, los expertos explicaron que esto no tiene ningún efecto legal más allá de describir que el virus está en todo el mundo. Lo que sí hizo la OMS fue declarar la máxima alerta sanitaria posible, una emergencia de salud pública internacional el 30 de enero.  

“Creo que declaramos la emergencia en el momento adecuado y cuando el resto del mundo tenía suficiente tiempo para responder. Repito: había solo 82 casos confirmados y ninguna muerte (fuera de China).  Era suficiente tiempo para haberlo cortado de raíz” , dijo Tedros. 

Las emisiones de CO2 bajan un 6% por la pandemia de COVID-19

Noticias ONU/Daniel Dickinson

La pandemia de coronavirus hará que las emisiones de dióxido de carbono bajen un 6% este año, según la Organización Meteorológica Mundial, que advierte, sin embargo, que esto es algo temporal que no hará desaparecer el cambio climático.  

“Esta crisis ha tenido un impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero. Estimamos que habrá una caída del 6% en las emisiones de carbono este año por la falta de emisiones del transporte y la producción industrial de energía”, dijo Petteri Taalas, el secretario general de la Organización.  

A pesar de esta reducción temporal, la Organización advierte que esto no provocará ningún cambio inmediato en el clima y los fenómenos meteorológicos extremos seguiránn aumentando. En los próximos cinco años se producirá de nuevo un récord de temperatura promedio mundial, dice la Organización que pide “actuar juntos en interés de la salud y la prosperidad de la humanidad, no solo durante las próximas semanas y meses, sino pensando en muchas generaciones futuras”. 

“Hay que aplanar la curva tanto de la pandemia como del cambio climático”, aseguró Taalas.  

El Secretario General de la ONU insiste en que la recuperación de la pandemia actual no puede conllevar una abrupta subida de las emisiones. 

La crisis actual es una llamada de atención sin precedentes. Necesitamos convertir la recuperación en una verdadera oportunidad para hacer lo correcto en el futuro.  

Las medidas de confinamiento tienen un efecto “devastador” entre los más pobres 

UNICEF/Versiani

Más de 500 millones de personas pueden caer en la pobreza como resultado de las medidas para contener la pandemia de coronavirus, alerta un relator de la ONU que acusa a los Gobiernos de aplicar “una filosofía social darwinista” que prioriza los intereses económicos de los ricos.  

Philip Alston asegura que la respuesta de muchos países está teniendo efectos “devastadores” en los más desfavorecidos.  

El relator sobre pobreza extrema recuerda que esta crisis afecta desproporcionadamente a los pobres, que suelen sufrir más complicaciones de salud, vivir en entornos más sobrepoblados y ocupan empleos mal pagados que les fuerzan a elegir entre “arriesgar su salud o sus ingresos”.  

“En un fallo moral de proporciones épicas, la mayoría de los Estados están haciendo demasiado poco para proteger a los más vulnerables”, dice Alston que denuncia que los Gobiernos han cerrado países enteros sin hacer el más mínimo intento para que la gente pueda salir adelante.  

Las políticas de estímulo son insuficientes y no llegan a los más necesitados, algo que considera “cruel, inhumano y contraproducentes” ya que les fuerza a seguir trabajando en condiciones inseguras y poniendo la salud de todos en riesgo. 

Alston aboga por llevar a cambio “reformas estructurales profundas” para proteger a toda la población y generar resiliencia a la vista de un futuro incierto. 

Más de 800.000 personas necesitan ayuda para comer en Colombia 

PNUD Colombia

 En Colombia, el Programa Mundial de Alimentos ha recibido solitudes de asistencia alimentaria para casi 830.000 personas en 12 departamentos del país 

La mayoría de estas personas han perdido sus fuentes de ingreso en las últimas semanas. Según el Programa, existe riesgo de desabastecimiento por las medidas de aislamiento, el acaparamiento de productos, el cierre de fronteras, la escasez de mano de obra, la pérdida de cosechas y el aumento de precios.  

Un informe de la Oficina de Coordinación Humanitaria asegura que las personas más vulnerables “ya presentan situaciones de hambre ante a la imposibilidad de generar ingresos por el trabajo informal que realizan”.  

El PMA asiste cada mes a unos 300.000 migrantes venezolanos, y decenas de miles de víctimas de la violencia armada. Ahora están entregando raciones dobles para evitar movimientos innecesarios y buscando alternativas a los comedores escolares. Además, han hecho transferencia en efectivo a 51.000 personas.  

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here